Posts Tagged ‘discriminación’

Palabras de más

Sinceramente me tiene cansada comprobar la falta de tacto y cuidado hacia la sensibilidad de los demás cuando personas públicas no piensan por un segundo en cuánto pueden afectar la realidad ajena.

En Argentina hay un programa de mucho raiting llamado Showmatch donde las personas bailan, en este certamen participó Jennifer Owczarczyn, ex participante de Cuestión de Peso que bajó 70 kilos.

Esta joven fue parte del concurso de baile y perdió en una eliminación y un periodista de espectáculos Augusto Tartufoli expresó lo siguiente: “Temor entre los tenedores libre chinos y los buffet froid por la eliminacion de Jenny d ‪#showmatch”.

Muchos podrán decir que el comentario es gracioso, que fue con sentido del humor, yo la verdad es que no lo puedo ver de ese modo. Ya mi post anterior hizo referencia al caso de una actriz colombiana que expresaba las ventajas de ser gordo de un modo repulsivo y ahora leer este comentario dicho con ironía y pretendiendo ser gracioso me duele porque pienso en la persona involucrada, que siempre son los que en mayor o menor medida terminan siendo tristemente vapuleados.

Días atrás escuché un programa de la Radio W de Colombia, La W, donde la actriz Alejandra Azcárate defendió su columna sobre “las 7 ventajas de la gordura”, pidiendo disculpas a los que se sentían ofendidos y sinceramente me pareció valorable que lo manifestara, sin embargo no me quedó en absoluto claro que esta mujer pudiera dimensionar al punto que había herido a muchas personas y en el fondo me sonó vacío su mensaje. <iframe scrolling=’no’ frameborder=’0′ src=’http://www.wradio.com.co/playermini.aspx?id=1717937′ marginheight=’0′ name=’20080119csrcsrnac_5′ height=’190′ marginwidth=’0′></iframe>

Laura Agudelo, o Laura by Ricci como me gusta mencionarla, un colega bloggera de La Pesada de Moda manifestó al aire de la misma radio la gravedad de la columna de Alejandra Azcárate y reflexionó acerca de que muchas personas o mujeres o niñas luego de enterarse de tales comentarios podrían sufrir el vapuleo o el insulto de otras tantas que se ponen en el lugar de ironizar a los demás.

Azcárate aclaró que era su opinión y obviamente ella como Augusto Tartúfoli están en todo su derecho a manifestar lo que piensan, aún cuando puede ser duro para los demás escucharlo, el tema es que hay un límite y es el otro ser humano que se involucra, ironiza y al que se afecta de un modo tremendo.

Yo creo que nadie tiene que coartar su libre expresión, pero sí hay que pensar cuánto somos capaces de sumar o restar con nuestros comentarios a muchas vidas. No porque nos embanderemos detrás de la posibilidad de decir, tenemos derecho a ensuciar, maltratar, ironizar a otro y si lo hacemos debemos preguntarnos qué estamos dando en esta vida para sólo provocar dolor en los demás…

Paz a todos y ojalá pensemos un poco más en el mensaje que damos…

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: La Gorda Gorda (Yo La Más Gorda de Todas) - yolamasgordadetodas@hotmail.com

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

Palabras que hieren

Pocas veces me ha sucedido a lo largo de 227 columnas de Yo la Más Gorda de Todas de sentarme a escribir con una furia que me cuesta manejar y que debo controlar para permitir que mis pensamientos fluyan del modo adecuado.

Amigas colombianas a las que estimo y quiero con el corazón y que se encuentran en la misma lucha, dos periodistas de las buenas, dos Lauras, Laura Castro Cárdenas y Laura By Ricci, me han hecho saber una de modo personal y otra a través de su columna http://lapesadademoda.blogspot.com.ar/2012/07/confieso-que-soy-gorda-tremendo.html?showComment=1341535927406#c5161965322637381213 acerca de un post que ha publicado en su blog la señora Alejandra Azcárate, actriz colombiana, a quien hoy descubrí del modo más triste y poco feliz que pueda imaginar.

Sinceramente soy de las que trata de pensar bien de la gente, soy de las que cree que todos tenemos la capacidad de transformar lo malo en bueno, pero a veces me topo con pensamientos que si pretenden ser graciosos realmente no logran el cometido, sobre todo cuando se trata de faltarle el respeto a muchas personas.

Alejandra Azcárate escribió en su blog “Las 7 Ventajas de la Gordura” donde se explaya con ironía manifestado conceptos como… No piensan a la hora de comer. Esa es una invaluable sensación de libertad. No se mortifican por los horarios adecuados para ingerir los alimentos ni mucho menos se estresan por la escogencia de los mismos. Una bandeja paisa al desayuno no es una posibilidad absurda, al contrario, puede ser una realidad semanal”.

“Se sienten como unas princesas (…) Los hombres les ceden el puesto por miedo a que se les sienten encima, las miran con ternura para evitar una agresión, les sonríen, las saludan con palmada en el hombro, les corren la silla porque no caben, les abren la puerta del carro para cerciorarse de que sí entran y no las morbosean porque rayarían con la aberración”.

“En el sexo se desinhiben con facilidad (…) No tienen límites, no les preocupa si la luz está prendida o apagada, no las altera ninguna posición, saben con certeza que su fortaleza es generar placer hasta el punto de hacerle olvidar a su pareja la sensación de estar amasando un sofá abullonado”.

La playa o el plan de piscina no las cohíbe. Uno las ve pavoneándose sin pareo y sin el menor pudor. Se asolean como un sapo boca abajo desparramadas sin tapujos. Con la bronceada se les marcan los pliegues a los cuales el sol no alcanzó a entrar, quedan llenas de líneas como si hubieran sido atacadas por un león y no les importa. Salen de esqueleto, ombliguera o shorts, frescas”.

La autora de semejante escrito del tamaño, evidentemente de su discriminación, finaliza con “Dejen de pensar que son de huesos grandes, que retienen líquido y que el color negro adelgaza. Están gordas. ¡Asúmanlo! Y así suene cruel, es la cruda verdad. Ojo no con la tiroides sino con la ‘mueloides’ y sobre todo no olviden que uno gordo se ve lindo solo cuando es bebé”.

Frente a lo expuesto siento que una vez más debo alzar mi voz desde mi espacio y como ser humano que detesta cualquier hecho de discriminación, que en un principio es solapada e irónica y luego se vuelve cruel, reflejo del pensamiento de una persona que evidentemente no le importa en absoluto la sensibilidad de quienes padecen obesidad y luchan a diario por aceptarse, por amarse y por tratar de tener calidad de vida más allá de sus kilos.

Sería importante que la Señora bloguera entendiera que sus palabras tienen repercusión y que no se puede andar por la vida ofendiendo de ese modo a muchos seres humanos que viven afectados por la enfermedad, que alzan banderas en post de la aceptación, que buscan romper prejuicios y observar a cada cuerpo como una magnífica obra de arte más allá de su tamaño.

Evidentemente hay gente que no puede pensar más allá del 90-60-90 y es lamentable porque muchas personas tienen poder y convocatoria y eso se traduce en que suman a la discriminación social aceptada que viven nuestros pueblos en todas partes del planeta y que muchas veces afecta a seres con alto nivel de vulnerabilidad.

Hay muchos que no piensan lo que dicen, menos aún que sus palabras pueden calar tan hondo que así como pueden sanar, también pueden destruir todo un mundo y creo que básicamente me molesta ese escrito porque pienso en las niñas, adolescentes y mujeres que no se sienten cómodas con sus cuerpos y que pueden leer estas líneas. Desde el lugar en que alguna vez me sentí mal con lo que era, me planto y desde esa experiencia entiendo que no está bueno hablar con tanto desenfado, ironía y falta de respeto.

¿Cuál es el objetivo de maltratar a mujeres gordas, ser más cool? Vivimos en un tiempo donde muchos se paran al frente del resto vapuleando a sectores sociales por la condición que sea que los hace “diferentes” y creen que pueden decir cualquier cosa en post de marcar territorio, tener más prensa y estar en boca de todos…, pero me pregunto, ¿vale la pena que sea de este modo?.

Quizás estoy buscando justificativos para entender por qué una persona lastima a otra y la verdad no encuentro respuestas, menos aún que una mujer que seguramente debe tener sus conflictos e inseguridades como cualquier otra no sea capaz de medir la oscuridad discursiva planteada.

Tengo claro también que en las revistas siempre hay todo tipo de pensamientos, pero hay una responsabilidad social de cada empresa y creo que ese poder hay que ejercerlo para bien. No sé cuál es límite, porque creo que todos tienen derecho a expresarse, incluso esta mujer que siento que ha dicho barbaridades, pero mi preocupación radica en que la palabra tiene un valor, está cargada de contenido y si no nos hacemos responsables de la misma y de lo que manifestamos cuando proclamamos un concepto estamos mal de principio a fin.

Por último como gorda de tres dígitos, que la lucha a diario, que tiene recaídas, que cree en sí misma, que aprendió a verse bella más allá de la silueta social que se impone, que come con gusto, que llora ante la injusticia, que sufrió mucho por no amarse, que redescubrió su cuerpo como una obra divina, que trata de poner luz desde los pensamientos, que se equivoca, quiero que sepa, con todo respeto, esta señora Alejandra Azcárate que la vida no se construye siendo políticamente incorrecto para generar un impacto, la vida se gesta desde la buena siembra, para que la cosecha sea positiva y hoy no creo que los frutos de sus palabras sean agradables para su alma…

Ojalá Alejandra tenga la valentía para reconocer que esta vez se equivocó y como creo en la capacidad de transformarnos y recrearnos deseo que sus próximas palabras sean una enmienda para todos los que se sintieron vulnerados.

Lo siento, perdona, gracias, te amo… (palabras que sanan y que nos ayudan a todos)

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: La Gorda Gorda (Yo La Más Gorda de Todas) - yolamasgordadetodas@hotmail.com

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

Con “D” de Discriminación

Un estudio publicado en la revista International Journal of Obesity expresa que las mujeres con kilos de más son discriminadas en el trabajo, tienen menores posibilidades y reciben sueldos más bajos.

Cuando leo este tipo de información mi ser varía entre la tristeza y el poco asombro, una vez más uno comprueba hasta dónde llega la discriminación hacia los otros. Parece que el ser mujer y gorda es una combinación perfecta para no recibir lo que corresponde. No quiero ni pensar en agregar a mujer + gorda, ser pobre, ser discapacitado, ser homosexual, todos esos atributos podrían caberle a una persona de sexo femenino y obviamente los resultados son los que estamos pensando, un ser humano fuera del sistema.

Vivimos en un mundo, donde la mayoría es parte de un entramado social, cultural, económico, saber que hay un sector de nuestra población que se encuentra discriminada por ser mujer y no se valora su potencial de conocimiento y saber, descartando todo el bagaje que puede aportar es absolutamente nefasto. Y más allá de que uno habla a partir de estadísticas, me gustaría que todos pensáramos que esos números son personas, seres humanos de carne y hueso que terminan siendo ciudadanos sin derechos por la condición que les tocó en la vida.

Decimos las mujeres que hemos ganado muchos derechos, nadie lo puede negar, pero en el lado oscuro de la luna siguen sucediendo estos hechos, parece que sólo las mujeres poderosas o que cumplen con estereotipos físicos pueden llegar a ocupar puestos de importancia, tener una excelente remuneración y obtener lo que quieren. Si bien sabemos que esto no sucede en todos los casos, también tenemos la certeza de la experiencia que muchas veces se elige a una joven flaca sin tanto currículo que a una mujer gorda con demasiado pensamiento propio.

Frente a estas situaciones hay que quejarse, hay que luchar, hay que denunciar y visualizar estos temas para que todos, absolutamente todos, sin discriminación de género, tamaño, color, elección sexual, segmento socio-económico podamos acceder a todos los espacios por nuestra capacidad.

Exigimos ser valoradas por lo que somos, completamente, es necesario que dejen de atribuirle al ser gordo atributos negativos, es irracional que en pleno siglo XXI las mujeres sigan siendo discriminadas y que se les sume el condicionamiento de su tamaño corporal. La inteligencia no se puede medir por nuestro aspecto físico y habla muy mal de la materia gris de quienes hacen este tipo de valoraciones.

Por una sociedad con mayor igualdad y derechos…

Yo la Más Gorda de Todas

Foto: http://queerfatfemme.tumblr.com/post/19767051149

Facebook: La Gorda Gorda (Yo La Más Gorda de Todas) - yolamasgordadetodas@hotmail.com

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

No a la sección XL

Parto de contarles que en mi país, Argentina, no existen grandes tiendas de ropas donde haya sección xl, talles especiales o para gorditas. Básicamente porque los talles más grandes, siempre los más difíciles de conseguir porque se agotan con rapidez y parece que de los que menos hacen las firmas, se encuentran mezclados entre el resto de ropa que parece nunca ser representativa de cuerpos un poco más reales.

Hablar de que las grandes marcas de ropa tengan de todos los tamaños es un hecho impensado, algunas están modificando sus ofrecimientos y ojalá esto contagie a muchas más, pero la verdad es que en mi país la ropa para flacos es lo que se encuentra con normalidad, el resto debe renegar y como si fuera una búsqueda del tesoro tratar de conseguir algo entre el resto de los talles small, médium y large. Cuando aparecen los XL sinceramente voy corriendo al probador y si me quedan por lo general me los llevo, por supuesto me tiene que gustar, pero a veces siento que mi prioridad es poder usar algo que me quede bien.

A dónde voy se preguntarán, a contarles que quienes son gordos deben ir, en muchas ocasiones, a lugares de ropa que tiene grandes carteles que dice TALLES ESPECIALES, como si fuera un gran feria exclusiva para los de gran tamaño allí vamos en masa a parar a estos lugares que, por lo menos en mi país, nada tiene que ver con las grandes tiendas de ropa que cuentan con una variedad más que interesante. Por el contrario en estos espacios la ropa es básica, sin demasiado atractivo, sirve para vestirse y no andar desnudos por este mundo.

Viendo la realidad de otros lugares con mayor apertura, uno tiene conciencia que las personas pueden encontrar con mayor fluidez ropa, consiguen variedad, talles, estilos, colores, diseños novedosos, sin embargo deben pasar por una situación similar, la de ir a la sección de gordos.

Creo que en la búsqueda de amplitud de este mundo, debemos intentar que las diferencias que todos tenemos se mezclen, que la ropa esté toda junta, obviamente por talles, pero que esto no implique que los gordos tengan un lugar especial, no somos ni más, ni menos que nadie, por ello no veo la necesidad de un lugar que catalogue porque básicamente estamos hablando de personas y la clasificación es discriminatoria.

A unir los espacios, a hacer ropa para todos, a pensar en todos los tamaños porque en envases diferentes y originales venimos los humanos.

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: La Gorda Gorda (Yo La Más Gorda de Todas) - yolamasgordadetodas@hotmail.com

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

Discriminación solapada

Hace unas semanas atrás escuché hablar a una periodista presentando una nota de una marca de lencería que tenía como cara una mujer gorda, pueden leer del tema en mi post anterior.

Lo triste fue escuchar la presentación que comenzaba diciendo a groso modo que cuando uno piensa en lencería la relaciona mentalmente con una mujer bella y que esta marca había roto el molde y había convocado a una mujer real. Lamento no tener el video de la presentación, pero groseramente eso fue lo que manifestó, creo que en un momento se dio cuenta de lo que había dicho y trato de valorar que las mujeres reales sean las nuevas caras de las firmas de ropa, para mí ya era tarde y como suele suceder hay comentarios que tratan de limpiar lo que está absolutamente embarrado.

Sinceramente tarde fue su expiación de culpa, lo que realmente pensaba lo manifestó en sus primeras palabras marcando desde el implícito que las mujeres reales o gordas no son sinónimo de belleza. Vaya a saber qué somos, si una pieza para museo que todos vean con asombro o somos parientes de los gorilas que están en la selva o zoológicos y a los que se los mira con recelo y distancia, por supuesto.

La discriminación solapada creo que es la que más me molesta y más cuando viene de personajes a quienes les encanta rasgarse las vestiduras cuando tienen que hablar de hechos que son evidentemente discriminatorios y por los cuales levantan banderas vapuleando estas circunstancias. Lo patético es que ellos se mueven del mismo modo y dejan un mensaje que no es beneficioso para nadie.

Muchos me dirán “todos discriminamos”, es cierto, y uno debe hacer un trabajo serio consigo mismo tratando de extirpar esa parte que nos aleja de otros seres humanos por el simple hecho de prejuzgarlos anticipadamente o por suponer cuestiones que están alejadas a la verdad. El tema es que como ya lo he manifestado en otras ocasiones es grave que los medios de comunicación y sus “serios” representantes se expresen de este modo y hagan este tipo de valoraciones, porque seguimos instalando un ideal equivocado.

Una mujer sexy puede serlo de todos los tamaños, que el mercado de la publicidad haya impuesto modelos y que la mayoría de marcas hagan ropa para un determinado estereotipo de mujer no significa que las  mujeres reales y gordas no existamos, sino vean las estadísticas o hagan el ejercicio de salir a las calles y mirar, con eso ya pueden comprobar empíricamente que somos muchas más de las que imaginan.

Por ende, acá estamos y una vez más reafirmamos nuestro discurso de NO A LA DISCRIMINACIÓN, porque todas estas mujeres que no somos incluidas en los avisos, para quienes no nos hacen ropas, somos bellas, contenemos todos los atributos de erotismo, sensualidad y podemos representar muy bien lo que creemos, lo que nos ponemos y lo que somos, con orgullo y dignidad.

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook: La Gorda Gorda (Yo La Más Gorda de Todas) - yolamasgordadetodas@hotmail.com

Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.
Pido apoyo para mi blog, para ello deben registrarse y clickear en las estrellitas donde dice VOTÁ http://lablogoteca.20minutos.es/yo-la-mas-gorda-de-todas-27179/0/ Ojalá me puedan apoyar gracias

Violencia Mediática

Marina Mora es una modelo peruana que fue Miss Perú en 2001. Esta joven belleza es reconocida no sólo en su país, sino que ha trascendido las fronteras del mismo gracias a su talento que no sólo se han limitado al modelaje.

Conocí a esta mujer a través de un video que me envió una lectora, en el mismo Marina es denigrada por haber engordado, “Marina qué bárbaro (…) Esa mujer fue desarrollando las caderas y llegó hasta lo que ahora es (…) Parece la hermana gordita de la que conocimos (…) Es un ropero de tres cuerpos, los cachetes son inmensos, se ha convertido en una matrona (…) Y así es imagen de una academia de modelos, pero tampoco se conviertan en eso, en esa cosa (…) Bellísima gorda así la quieren, así y todo tiene novio”, decía en partes la señora Magaly Medina quien en un medio de comunicación daba este tipo de apreciaciones.

Creo que los comunicadores, desde los ámbitos que ejercen su profesión deben asumir la responsabilidad social que tienen sus palabras. Sinceramente al escuchar a esta conductora me quedé sorprendida por sus expresiones tristemente patéticas hablando de una mujer que es bella y que por razones de salud, aunque la conductora diga, en otro video, que no le cree, está con problemas de obesidad y si el tema de salud no existiera, Marina Mora sigue siendo hermosa con todos los kilos de más que tiene.

Me duele escuchar y ver que en los medios de comunicación se bastardee de este modo a una mujer en la boca de otra mujer, quien debería ostentar la bandera de los valores y ser más racional con sus dichos porque sus palabras hieren, no sólo a la modelo en cuestión, sino a muchas otras personas que quizás son gordas y no aceptan sus cuerpos y que esta referente de televisión sea tan cruel con sus dichos sobredimensiona en muchos su problema.

La señora Magaly Medina dice no ser hipócrita, por ello manifiesta lo que piensa, está perfecto que no le guste Marina Mora, más aún que no le guste la gente gorda, el tema en cuestión es cómo decir las cosas y analizar hasta qué punto no se cruzan los límites, porque en post de decir una verdad no hay necesidad de ser violentos discursivamente.

Sinceramente escribo esto más allá de que este hecho haya sucedido hace unos meses porque me sorprendió la brutalidad de la conductora y su falta de sensibilidad y esto no significa que debería haber sido obsecuente o decir algo que no creía, pero de allí a herir a un ser humano, famoso o no, no le encuentro el sentido. Soy de las que cree que hay que sumar y ser cuidadosos con nuestras palabras porque las mismas tienen un fuerte efecto sobre los demás y a veces se vuelven puñales que dejan heridas para toda la vida.

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook y Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter. @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

http://www.youtube.com/watch?v=3wh4KlXieeo&feature=player_embedded

Mente Enferma

Una amiga chilena me mostró hace unos días un blog que tuve la oportunidad de ver y leer y que actualmente necesita clave para entrar al mismo, léase que no ha sido borrado, el blog se denomina http://chilenasgorrrdas.tumblr.com/ y lo que el mismo mostraba era mujeres comunes, normales y corrientes que se pueden encontrar en cualquier lugar. La particularidad es que las mujeres eran gordas y el autor del blog les sacaba fotos sin su permiso para luego burlarse de ellas o hacer comentarios de las mismas muy poco felices.

No soy quién para juzgar a esta persona, quien seguramente hoy tiene el peso de un país y muchos otros que no aprueban en absoluto este modo de referirse de la gente, encasillándola en estereotipos vulgares y burdos. Tampoco creo que haya que rasgarse las vestiduras por esta persona, tenemos a tantos amigos, compañeros de trabajo, familiares y vecinos que sin sacar fotos o ponerlas en un blog al ver a una mujer gorda tiene un comentario triste y repugnante como si ser gordo implicara que uno está abierto al maltrato.

Sin embargo Ignacio Bernales, creador del blog mencionado, muestra un nivel de insensibilidad que a uno lo inquieta, quizás porque en esta libertad de expresar sus sentimientos cruza los límites y no respeta el derecho de ser del otro, de moverse con libertad sin ser ridiculizado por ello.

Este hombre que dice ser pro ana y que hace un culto a su cuerpo flaco y desprecia a los gordos se ha visto sumergido en su país a ser juzgado y mirado con la misma vara con la que él midió a muchas personas.

El Servicio Nacional de la Mujer, a través de su Ministra Carolina Schmidt, lo denunció por sus comentarios discriminatorios y fóbicos contra las personas gordas, si bien muchos consideran que esta causa no tiene mucho futuro, es importante rescatar esta iniciativa que es una forma de detener el odio y el maltrato hacia los demás.

Considero que cada uno puede pensar lo que quiera, sin embargo las palabras y las fotografías usadas en Internet ridiculizando y maltratando a cualquier ser humano porque sus fobias superan a las mujeres gordas, es inaceptable. La libertad de expresarse no debería herir a nadie, todos podemos pensar diferente, pero el límite es el otro y ante eso debemos parar.

No sé qué sucederá en Chile, sinceramente me preocupan este tipo de personajes porque el nivel de morbo de su mensaje tiene fuerza y eso genera que muchos se interesen por curiosidad o información en este tipo de páginas y también es una realidad que hay muchos Ignacios Bernales que comen con nosotros, que hablan a diario, que cruzamos en las calles. Este muchachito se hizo tristemente famoso porque hubo alguien que tuvo el valor de denunciarlo, pero la verdad es que agazapados o no hay personas que no entienden que el respeto a la propia individualidad es algo que no se debería vulnerar, ni vapulear.

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook y Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

La mala palabra

Hace unos días me encontraba con unos pequeños, el mayor no superaba los 4 años, típico de niños entablaron una pelea, vaya a saber por qué razón, de repente sus palabras de ofensa utilizaron el término “gordo”, ese era el insulto y la forma de herir al otro, diciéndole que era un “gordo”.

La palabra gordo se comenzó a repetir con mayor violencia y como queriendo sacarse el mote, uno al otro se lo repetían, quizás desde su mentalidad de pequeños, suponiendo que así el otro se transformaría en un gordo obeso.

Mientras a muchos les parece normal que sucedan estas cosas, a raíz de mi lucha, yo me siento consternada, me molesta sentir que niñitos tan pequeños ya carguen con el concepto tan triste de creer que ser gordo es malo, se lo apropian como insulto y es la peor palabra que te pueden manifestar.

Los padres de estos niños estaban a la par de ellos, no escuché a ninguno levantar su voz para detener los gritos, mucho menos para explicarles que ser gordo no era nada malo, sí se transformaba en una palabra negativa cuando se usaba para tal fin. Por ende como ningún adulto dijo nada, estos niños se quedaron con ese concepto que seguramente lo reproducirán por mucho tiempo.

Si bien traté de hacer notar esta valoración, pocos fueron los que me prestaron atención, mucho menos los padres que a veces son expertos en no hacerse cargo del reflejo que proyectan sus hijos de ellos.

Así es que me quedé pensando en cómo desde pequeños se adquieren malos hábitos, seguramente estos niños, sin saber el daño que pueden provocar, lastimarán a niños realmente gordos, en algunos casos los excluirán por no ser como ellos, en otros la línea se extenderá al maltrato más evidente.

Mi pregunta es qué tiene de malo que una persona sea gorda. Sinceramente no tengo respuestas, podemos hacer todo un análisis de la sociedad en la que vivimos y obviamente es la construcción de la imagen del siglo XX y XXI que nos impone modelos y somos esclavos de los mismos, pero insisto…, qué tiene de malo ser gordo para los otros, qué provoca tanto rechazo que ser gordo se transforma en un insulto para la vista de los demás y tristemente desde chiquitos muchas personas rechazan a quienes cumplen las características que implican ser gordo…

Qué nos pasa como sociedad, como familias, como seres humanos, como padres que no somos capaces de detener los abusos, las muestras de intolerancia, que tememos al diferente, que creemos que la belleza sólo se circunscribe a un tamaño pequeño y flaco, qué nos sucede que no podemos encontrar en la variedad de seres humanos la riqueza de todo lo que conlleva cada persona…

Sinceramente hay días en que no tengo respuestas y más aún cuando veo que niños de tan corta edad ya comienzan a reproducir patrones de discriminación.

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook y Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

Organización Gorda

NAAFA (the National Association to Advance Fat Acceptance) o sea  Asociación Nacional para el Avance de la Aceptación de la Gordura fue fundada en 1969 en Estados Unidos. Esta organización no tiene fines de lucro sino que lucha por los derechos civiles de los individuos para erradicar la discriminación de tamaño en todas sus formas. 

NAAFA tiene como objetivo ayudar a construir una sociedad en la que la gente de todos los tamaños sea aceptada con dignidad e igualdad en todos los aspectos de la vida, por ello apunta a la promoción de estos valores, a la educación pública y al apoyo a las personas obesas para que mejoren su calidad de vida.

NAAFA, la Asociación Nacional para el Avance de la Aceptación de la Gordura  trabaja para eliminar la discriminación basada en el tamaño corporal y la grasa de las personas y busca proporcionar herramientas que ayuden a quienes padecen estos problemas.

El planteo de NAAFA según lo que manifiesta su página web es que “las personas gordas son discriminados en todos los aspectos de la vida cotidiana, desde el empleo a la educación, para acceder a los lugares públicos, e incluso en el acceso a una atención médica adecuada. Esta discriminación se produce a pesar de la evidencia que el 95 al 98 por ciento de las dietas fallan más de cinco años y que 65 millones de estadounidenses están etiquetados como “obesos”. Nuestra sociedad obsesionada por la delgadez cree firmemente que las personas obesas tienen la culpa de su tamaño y es políticamente correcto estigmatizarlas y ridiculizarlas. La discriminación sobre las personas gordas es una de las últimas prácticas discriminatorias aceptadas públicamente por la sociedad”.

Debo decir que no encuentro otras organizaciones de este tipo en América Latina, si hay alguna parecida agradeceré que me lo comuniquen. Creo que la existencia de NAAFA es absolutamente positiva, sobre todo porque lucha por los derechos de personas que se ven vapuleadas y dejadas de lado en sus contextos sociales. La lucha de esta organización es por las mismas razones que nosotros encontramos en nuestras realidades próximas, lo importante es que se han puesto en acción desde hace varias décadas, visualizando un problema que con el paso de los años se ha agravado, como bien lo plantea esta organización la discriminación por tamaño, por ser gordos se han instalado en las sociedades y de algún modo está avalada, son pocos los casos que van a la justicia por sufrir este tipo de desmoralización.

Brindo por estos espacios, ojalá en nuestras comunidades latinas podamos pensar en construir este tipo de organizaciones que velen por los derechos de muchos, porque cuidando que todos los individuos sean parte de sus comunidades y puedan vivir con integridad el mundo será un mejor lugar para todos…

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook y Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.

Rechazados por Feos

En este blog ya he hecho referencia a BeautifulPeople.com, básicamente una página web que no admite gordos y feos, los parámetros son absolutamente cuestionables. Es una realidad que una persona gorda puede determinarse, relativamente con más facilidad, vaya a saber cómo lo hacen ellos que con una simple foto calculan que la masa muscular de un ser humano está excedida, sin embargo lo peor me parece que tiene que ver con la decisión de catalogar a gente bella y fea, hecho que no comparto y repudio porque precisamente la belleza es un valor que se encuentra en todas las personas, desde sus particularidades y características y me parece bochornoso que una página que intenta juntar gente sea capaz de determinar con tajante absolutismo quienes son parte de la misma y quienes no.

“Lamentamos que toda esa gente haya sido admitida erróneamente y sobre todo que creyeran, por un corto período de tiempo, que eran hermosos. Debe haber sido muy incómodo, pero es mejor tener un pedacito de cielo, que no haberlo probado nunca”, manifestó el director general del sitio, Greg Hodge.

En las últimas semanas BeutifulPeople.com fue invadido por Shrek, un virus que permitió que miles de personas fueran admitidas a este espacio virtual para conocer a otra gente. Sin embargo los responsables del sitio al descubrir que un horrible virus generaba el acceso irrestricto de personas de todo tipo, forma, color y belleza, combatieron al mismo y lo que hicieron fue un testeo sobre las personas ingresadas y de acuerdo a los parámetros de esta “gente bella” que maneja el sitio, 30 mil quedaron afuera, básicamente por ser feos.

Por supuesto, BeautifulPeople.com mandó un mail a las 30 mil personas desfavorecidas con un diplomático mail que decía, “Sentimos informarle que usted no es lo suficiente bello”.

De acuerdo a lo manifestado por la BBC se cree que, desde su creación en 2001,

BeautifulPeople.com le ha negado el acceso a unos 5,5 millones de personas. El servicio que ayuda a conseguir citas tiene más de 700.000 miembros en todo el mundo. En promedio, uno de cada siete solicitantes es aceptado.
La mayoría de los nuevos miembros provienen de Estados Unidos, Dinamarca y Francia. Los países con mayor número de rechazos son Reino Unido, Rusia y Polonia.

Creo que una vez más nos encontramos ante un hecho masivo de discriminación, por más que en las pautas de BeautifulPeople.com se determine que personas con ciertas características pueden participar, creo que no queda exento el hecho de que se excluye a personas por un valor que nadie puede determinar realmente, porque si bien a nivel social y cultural hay parámetros en relación a la belleza, también es una verdad que es subjetiva y depende de los ojos de quien mire y con los valores con que lo haga.

Lo triste es que esto queda como una noticia más, el número es escandaloso y por eso llama la atención en los medios, y como en Internet las reglas del vale todo en muchas ocasiones no controlan este tipo de hechos de discriminación, todo queda en la fuerza de un gran título, sin tener en cuenta realmente que los 30 mil rechazados, son seres humanos, que fueron dejados de lado por una “elite” de un grupo que evidentemente convoca a muchos porque las ansias de pertenecer son atractivas, más cuando el título resulta atrapante porque es ser parte de la gente bonita de este mundo…

Yo la Más Gorda de Todas

Facebook y Msn: yolamasgordadetodas@hotmail.com

Twitter: @yolamasgorda

Todos los comentarios vertidos por los lectores son responsabilidad de los mismos.