Benedetto y una frase polémica - | puntal.com.ar
· · Crédito:
"Bioenvenido sea, es un líder histórico de la barra", dijo el delantero de Boca sobre Rafael Di Zeo
El delantero de Boca, Darío Benedetto, realizó polémicas declaraciones hoy en Madrid. Cuando le consultaron sobre el posible arribo de Rafael Di Zeo, referente de la barrabrava del Xeneize, el atacante dijo: "No son temas de los jugadores. Yo creo que es hincha y si lo habilitaron por algo será. Bienvenido sea, porque es un líder histórico de la barra". 

Las palabras de Bendetto causaron indignación en medios argentinos y españoles. Se acuza al delantero de avalar a quién ya estuvo preso por delitos relacionados con el fútbol. Dizeo podría decidir no viajar a España a pesar de haber sido autorizado por la Justicia, según dio a entender su abogado.

En declaraciones formuladas a NA, el letrado José Monteleone fue claro: "Le avisé que tal como le ocurrió a Maxi (Mazzaro) también lo pueden deportar a él. Ahora la decisión es suya".

En las últimas horas, las autoridades de seguridad de España y Argentina acordaron por escrito que toda persona considerada indeseable para espectáculos deportivos pueda ser deportada, basándose en una reglamentación del Consejo de la violencia en el deporte de Europa.

POr otro lado, Benedetto se refirió al partido. "Se hablaron muchas cosas, pero nosotros queríamos jugar en el Monumental", reveló Benedetto, a la vez que dijo: "Le sacaron a todos los hinchas, tanto a los de River como a los de Boca, de poder festejar con su gente".

Al indicar que el elenco de La Ribera quería disputar el partido en el estadio Monumental contradijo a Pablo Pérez, quien el pasado 27 de noviembre comentó: "No puedo jugar en una cancha donde me pueden matar. ¿Cómo voy a ir a jugar a una cancha que no brinda seguridad? ¿Y si ganamos y damos la vuelta en su cancha? Me matan".

En tanto, Benedetto consideró que "es un privilegio" jugar en el estadio del Real Madrid, y dijo: "Ojalá le podamos dar una alegría a toda la gente que se viene de Buenos Aires. Es importante que esté la gente porque nos hace sentir locales en todos lados".

Al ser consultado una vez acerca de si los jugadores de River se habían solidarizado tras lo incidentes, el atacante indicó: "A mí en seis horas que estuvimos encerrados no me hablo nadie y no me vino a ver nadie, pero ya está".

"El partido con Independiente nos sirvió para olvidarnos de todo, volver a la victoria, y a enfocarnos en esta final", manifestó, tras lo cual señaló acerca de su estado: "Estoy bien físicamente. Vengo de una lesión que me marginó varios meses, pero ya me encuentro al cien por cien y voy a jugar de lo que el técnico me diga".

También le dejó un mensaje al simpatizante de Boca: ""No me sorprende nada de la gente. Seguimos demostrando que somos los más grandes y que el hincha se quede tranquilo que vamos a dejar todo para llevarles la Copa".

TEMAS: futbol
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas