La llave quedó abierta tras el 0-0 del último domingo en el estadio Pachacho Mariscotti. El volante Jorge Díaz y el entrenador Gabriel Bozzer analizaron el partido y ya palpitan la revancha en Coronel Moldes
Renato Cesarini y Everton no se sacaron ventajas en el cruce inicial de playoffs de la Zona Campeonato del torneo de Primera B, disputado en el estadio Blas “Pachacho” Mariscotti, por lo cual la llave se definirá el próximo domingo en Coronel Moldes. 

El vencedor seguirá en la carrera por el primer ascenso y el perdedor le pondrá fin a la temporada futbolística.

El partido fue trabado, estudiado, pero igualmente ambos equipos generaron varias situaciones y sólo faltó el gol. La figura del encuentro, el volante Jorge Díaz (Everton), y el entrenador de Renato Cesarini, Gabriel Bozzer, analizaron lo que ocurrió en el primer test y lo que puede suceder en la revancha.

Díaz evaluó: “Fue un partido muy duro, tratamos de imponer nuestro juego y por momentos lo logramos; se hizo trabado en la mitad de la cancha, pero tuvimos chances que desaprovechamos y ahora tenemos la revancha en nuestra cancha, con nuestra gente”.

Con su habilidad y rapidez, Díaz llegó a dos mano a mano y también tuvo la oportunidad a través de un soberbio disparo desde fuera del área, pero en todas las oportunidades el volante encontró la segura respuesta del arquero Juan Cruz Damiano.

Al respecto sostuvo que estuvo muy bien el arquero de ellos, este es un deporte en el que también juega el factor suerte y si no embocás no ganás”.

El exjugador de Rosario Fútbol Club y Banda Norte confía plenamente en resolver la serie en la cancha del Panza moldense por el fervor del público. “Es difícil explicar el apoyo de la gente; en todo el campeonato nos acompañaron a todos lados y en nuestra cancha se va a sentir porque seguro que la vamos a llenar”.

En principio, el encuentro decisivo se disputará a partir de las 15 y la dirigencia de Everton cree que contarán con el respaldo de más de 500 personas.

Pero la confianza se sustenta no sólo en el hecho de tener un masivo apoyo de la hinchada, sino en el rendimiento que tuvo el elenco dirigido por Miguel Ángel Ayala a lo largo del campeonato como local, condición en la que obtuvo ocho triunfos y tres empates.

Entre esas victorias se apunta el 4-2 de la jornada inaugural de la temporada, precisamente ante Renato Cesarini.

“En nuestra cancha somos otro equipo, estamos acostumbrados a jugar ahí, con la pelota contra el piso y la presión que la gente mete al rival, lo cual nos favorece porque sacamos fuerzas de donde no tenemos”, puntualizó Díaz.

En cuanto a lo que espera del futuro y las chances de Everton, el mediocampista ofensivo indicó: “Son todos partidos trabados pero hay que sacarlos adelante. Dimos el primer paso al clasificar en la Zona Sur y ahora vamos por el objetivo principal, que es ascender”.

“No hay que perder”

Por su parte, el entrenador de Renato Cesarini, Gabriel Bozzer, fue contundente al remarcar que “en los playoffs no hay que perder”.

Si bien consideró que el primer juego fue trabado, precisó: “Los dos tuvimos situaciones de gol, yo esperaba muchas menos”.

En el partido inicial el Naranja cumplió “el primer objetivo, que era que ellos no convirtieran”. “Desde el análisis que habíamos hecho sabíamos que ellos convierten mucho en los primeros tiempos y pudimos mantener el arco en cero, por lo que la serie está abierta y el domingo esperamos estar a la altura”, enfatizó.

El DT trabajó el partido durante la semana, pero le surgió un imprevisto y a último momento debió cambiar el arquero, con lo cual Damiano tuvo su oportunidad, no la desaprovechó y se convirtió en figura.

“Nosotros tenemos los dos arqueros de muy buen nivel, pero Romagnoli -que venía atajando- tuvo un percance el sábado y no pudo estar, porque trabaja en inferiores y sufrió una expulsión, guste o no guste fue expulsado, por lo que Damiano tuvo su oportunidad y por suerte lo hizo muy bien”, explicó Bozzer.

En cuanto a la fuerte localía de Everton y a la presión que puede ejercer el público, el conductor táctico expresó: “Es muy lindo esto, todos queremos estar en esta instancia y en esta situación, no-sotros seguimos confiando plenamente en el plantel y vamos a ir con nuestras armas a tratar de pasar esta llave”.

Sobre la característica de este tipo de definiciones, evaluó: “En los playoffs todos somos un poquito más mezquinos y en esa mezquindad nosotros tenemos para atacar. En el primer partido tuvimos un par de situaciones y ellos también, pero la llave está abierta y creo que podemos pasar”.

“Lo que vale es no perder en Moldes”, sentenció Bozzer, ya que una victoria lo instalará en cuartos de final y si se registra un nuevo empate -por cualquier marcador- la serie se definirá por tiros desde el punto del penal.



Alberto Llobell

 

TEMAS: futbol
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas