· · Crédito: NA
La estadounidense llamó ladrón al juez de silla y fue penalizada con la pérdida de un juego
La final femenina del Abierto de Estados Unidos en la que resultó ganadora a la japonesa Osaka, tuvo una fuerte polémica final con una frustrada Serena Williams como protagonista, que llamó "ladrón" al juez de silla y fue penalizada con la pérdida de un juego.

La pequeña de las Williams recibió una amonestación en el segundo juego del segundo set por presuntamente recibir órdenes de su entrenador y fue penalizada con un juego tras el séptimo al llamar "ladrón" al árbitro portugués Carlos Ramos.

"No hago trampas para ganar, prefiero perder", le dijo primero Serena al juez de silla luego de ser advertida cuando cedía 15-40 en el segundo "game".

Tras varios intercambios dialécticos entre juegos, Williams le exigió a Ramos que le pidiera disculpas por su advertencia y, al no hacerlo, le llamó "ladrón" por "robarme un punto".

Así, el referee decidió sancionarla con la pérdida de un juego, pasando de ceder 3-4 la segunda manga a 3-5 en un abrir y cerrar de ojos.

Entonces, la estadounidense exigió la intervención de un supervisor arbitral, deteniendo el encuentro varios minutos. "Esto no es justo, esto no está bien. Esto es increíble", lamentó, entre lágrimas.



















"Nunca más vas a volver a arbitrarme. Nunca", continuó.

Tras la reanudación, Williams ganó su saque pero Osaka no le dio opciones y acabó venciendo en una final en la que fue superior desde el principio.

"He visto a otros hombres decir otras cosas a los jueces de silla. Estoy aquí luchando por los derechos de la mujer, por la igualdad de la mujer. Siento que, llamarle ladrón y ser penalizada con la pérdida de un juego por ello es una decisión sexista. Nunca le ha quitado un juego a un hombre por llamarle ladrón", señaló Williams en conferencia de prensa, luego de ser sancionada con la pérdida del antepenúltimo juego del segundo set (6-2, 5-3 en ese momento).

"Pero voy a continuar luchando por las mujeres y por nuestra igualdad (...) Siento que al tener que pasar por esto, será un ejemplo para la próxima persona que tenga sentimientos y quiera expresarlos y quiera ser una mujer fuerte. Ellas van a poder hacerlo por lo que ha pasado hoy. A lo mejor no ha funcionado para mí, pero lo hará para la próxima", sentenció visiblemente emocionada.

TEMAS: tenis
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas