“En Argentina es intenso el cariño que recibo de la gente” - | puntal.com.ar
Antes del show en la ciudad, Alex Ubago repasa su carrera.
El exitoso cantante español Alex Ubago vuelve a Río Cuarto para actuar mañana en Opus Teatro.

En charla con Puntal, en un hotel de Holmberg, Ubago repasar su carrera y adelanta el show local.

-Venís a presentar “Canciones impuntuales”. ¿Por qué el nombre del disco y qué tiene de diferente a tus trabajos anteriores?

-Creo que tiene cosas diferentes a lo que había hecho antes y también cosas que tienen más que ver con lo que tenía más acostumbrado a mis seguidores en anteriores discos. Creo que este disco en ese sentido es una combinación de canciones, algunas de ellas tienen mucho que ver con las canciones  de mis primeros discos, baladas muy románticas, con mucha carga emocional, canciones de un corto más clásico y combinadas también con otras influencias diferentes a lo que había hecho antes, como “Míranos”, el primer single, siendo una balada tiene arreglos y detalles electrónicos, sonidos más modernos. Hay también folk, algo de bachata, influencia de la música latina, hay algo de pop-rock, con más energía, con más guitarra. Y todo eso metido en una coctelera y pasado por mi filtro, es un poco este disco.

Y el título tiene que ver con que estas 11 canciones fueron seleccionadas de lo que había estado componiendo en los últimos tres años, es decir no hay un hilo conductor. Son canciones escritas en diferentes momentos y cuando entramos  en el estudio a grabar me di cuenta que había muchas canciones en el disco que hablaban de desamor, que contaban historias de ruptura en un momento en el que yo no estoy viviendo esa situación en mi vida personal, porque mi vida sentimental es mucho más estable que lo que cuentan esas canciones. Entonces se me ocurrió canciones impuntuales, como canciones que llegaban fuera de su momento, porque eran historias que yo había vivido en otros momentos de mi vida pero salieron en forma de canción, ahora. Eran como canciones que llegaban fuera de tiempo.

-Lo que quiere decir que lo autobiográfico, de una forma u otra, siempre está presente.

-En muchas sí y en otras no. Tengo discos más autobiográficos que otros, los primeros eran muy autobiográficos. Luego me cansé un poco de escribir siempre de mí . Entonces hace ya mucho tiempoque en mis disco cuento historias en primera persona pero muchas veces son historias robadas, a un amigo, o una historia que alguien te contó o a veces cosas que uno hasta se puede inventar, como cuando un escritor escribe una novela.

-Cuando viniste por primera vez a Río Cuarto, agotaste entradas y me llamó la atención la fuerte comunión que se dio con tu público. ¿Eso te sucede siempre cuando vas por primera vez a ciudades no tan grandes como la nuestra?

-La verdad que sí. Tengo la inmensa suerte de que, en general, los teatros y las salas se llenen, de que la gente me reciba con mucho cariño donde voy que normalmente es donde me reclaman porque conocen mi música.

En concreto en Argentina y en Río Cuarto o en otras ciudades fuera de las capitales, la verdad de que es especialmente intenso y bonito el cariño que recibo por parte de la gente. Es ese sentido es maravilloso y muy agradecido siempre que vengo a Argentina, de la respuesta de la gente.

Cuando vas por primera vez a una ciudad sí es verdad que se nota un recibimiendo más efusivo.

Espero que la gente se anime esta vez también.

-¿Qué podés adelantar del concierto del sábado?

-Venimos un concierto distinto al que hicimos aquella vez, con una propuesta diferentes, así que esperemos que la gente lo disfrute.

Vamos a tocar varias de las canciones del nuevo disco y siempre hay momentos en el show para recordar los viejos clásicos porque la gente no me deja bajarme del escenario sin tocarlos.

Este show es un viaje por las canciones más significativas de toda mi trayectoria.

Esta vez viene conmigo Emiliano, mi batería en la banda. Entonces va a ser un show acústico, íntimo, adaptado al formato del Opus Teatro, pero la batería le da otro punch al show. Es un show un poco más arriba, aunque conservando momentos de muchas cercanía con el público.

-Empezaste muy joven y lograste mantenerte en el tiempo. ¿Cómo te hiciste en tu vida personal para convivir con el éxito y todo lo que conlleva?

-Creo que lo he llevado bastante bien. Igual he tenido mis momentos. Llevo en esto 17 años. Cuando empecé era muy jovencito, yo tenía 20 años cuando saqué mi primer disco y mis primeros discos tuvieron muchísimo éxito y fue un cambio muy grande en mi vida porque pasé de ser una persona desconocida a vender más de 2 millones de discos de mis dos primeros trabajos. Y entonces he tenido momentos en lo que se ha podido ir un poco la cabeza y de repente te supera un poco la situación.

Para mí ha sido clave siempre la gente que tengo alrededor. Creo que hable de mí o de cualquier otro artista, o deportista, que tenga éxito, la gente que tienes alrededor es vital. Tener gente que te quiera y que te quiera bien, te ayuda a tener los pies más en el suelo. Desde mis padres que siempre han estado ahí apoyándome, a mi mujer, mi familia, mis amigos, mi manager, la oficina de managent, mi discográfica, todo mi equipo de trabajo, mis técnicos, mis músicos... todo el mundo. Es necesario rodearse de gente te haga bien.

Me considero una persona tranquila, sencilla en cierta manera e intentado que el tren de la música, de los trabajos que hacemos, que no me cambien como persona. Y en ese sentido intento disfrutar de todo y manteniendo la humildad.

-En tiempo de dependencia tecnológica y de redes sociales ¿Cómo te manejás con eso tanto como artistas como en tu vida personal y con tus hijos?

-Todavía mis hijos no usan redes sociales porque son pequeños pero algún día llegarán y es un tema que te da que pensar. El otro día retraté en mi Instagram a cuatro chaveles jóvenes que estaban en un parque en mi ciudad, en España, y los cuatro, sentados uno al lado del otro en un banco, mirando sus celulares. Y les saqué una foto, la publiqué y le puse “hoy en día”. Con eso te digo todo.

Creo que tenemos que hacer un esfuerzo para apagar los móviles, por retirarlos un rato, por dedicar menos tiempos a las redes sociales y dedicar un poco más de tiempo al cara a cara, a mirarnos a los ojos, tocarnos y hablarnos.

A nivel profesional me llevo bien con las redes sociales, está claro que le sirve a cualquier artista para hacerse conocer pero creo que también hay que poner un límite.

Andrés Natali

TEMAS: opus-teatro
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas