El Coro Polifónico Delfino Quirici repite su concierto con obras de Debussy y Kodaly en el marco del programa artístico de esta semana.
Esta noche desde las 20.30 horas en el Salón Blanco de la Municipalidad de Río Cuarto, en un concierto con entrada libre y gratuita, el Coro Polifónico Delfino Quirici dirigido por Juan Manuel Brarda, se presenta en el marco del programa artístico oficial de esta semana de celebración del Día de la Ciudad. Repite “Homenajes”, un trabajo realizado en torno a la obra de Claude Debussy (1862-1918) en el 100º aniversario de fallecimiento y de Zoltán Kodály (1882-1967) al cumplirse 70 años del estreno de una de sus grandes obras, la Missa Brevis. 

En la primera parte interpretará “Trois Chanson” de Debussy con la participación especial del octeto formado por coreutas del mismo elenco: Maria Carranza, Luciana Porporato, Roxana Gualpa, Virginia Gorostiaga, Fabricio Luján, Mauricio Martínez, Pedro Pajello, y Federico Bildoza

“La personalidad artística de Debussy es de una poderosa originalidad y fuerza creativa. Enemigo acérrimo de todo academicismo, rompió con las convenciones formales más arraigadas en su búsqueda incesante de nuevos planteos. Y en las ‘Trois chansons’… para coro a capella, resucita, con una visión moderna y original, el arte de Janequin y de Lassus…con una escritura que integra rasgos modernos con otros delicadamente arcaicos, junto con elementos de tradición culta más elaborada”, describe el director.

La segunda parte anuncia la intepretación de “Hegyi Éjszakák (Noche en la montaña) y la citada “Missa Brevis”, en cuyos dos primeros movimientos hay participaciones especiales de dos trios formados por coreutas locales: en el Kyrie, cantan María Carranza, Mercedes Calvo, y Ana Rumie Vittar y en el Gloria lo hacen Melisa Álvarez, Fernando Zabala, y Gabriel Campos Amaya

La presentación del concierto recuerda que Kodály “permaneció en Hungría durante la ocupación nazi y, tras la guerra se convirtió en una de las figuras principales en el desarrollo de la educación musical en Europa, escribió esta obra mientras estaba  refugiado primero en un sótano de la ópera de Budapest y luego en un convento, se reguardó de la carnicería que significó para el pueblo húngaro la invasión alemana”.



 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas