DEMANDA HABITACIONAL

Inspeccionan el estado de planes de viviendas sociales en General Deheza

La tarea es realizada por inspectores de la Dirección Provincial tras detectarse alta morosidad en el pago de cuotas y, además, que adjudicatarios no ocupan las unidades. Podrían decidirse readjudicaciones.

Tras detectarse atrasos en el pago de cuotas y distintas irregularidades, personal de la Dirección Provincial de la Vivienda (ex IPV) se entrevistó ayer con adjudicatarios de viviendas para analizar cada caso en particular.

El Municipio local recogió denuncias e inquietudes de distintas personas, sobre irregularidades que existirían en torno de quienes habitan las viviendas asignadas por la Dirección Provincial de la Vivienda, poniendo especial énfasis en grupos habitacionales conocidos como "86 viviendas" y "Barrio 208 viviendas", donde se registraría la mayor cantidad de situaciones al menos "observables".

Con esta situación, personal del Gobierno comenzó a entrevistarse durante la jornada del martes y continuará hoy citando a aquellas personas y familias que figuran como titulares de las unidades y sobre las cuales existe algún tipo de anormalidad u observación.

De acuerdo a lo que recogió PUNTAL entre los vecinos, las situaciones que se registran son particulares: familias titulares que ya no viven en las casas y que subalquilaron las mismas -procedimiento prohibido por ley-, matrimonios separados sobre los cuales debe decidirse quién se queda con la vivienda, y distintas situciones más, además de los casos más recurrentes que son los del no pago de las cuotas mensuales, con significativos atrasos en el pago en un porcentaje mayor al 50 por ciento sobre los dos planes referidos.

El objetivo del personal del Gobierno es volver a acordar distintos planes de pago con los adjudicatarios morosos, con cálculo de intereses y refinanciación del monto adeudado, además de elaborar un informe de cada caso en particular sobre aquellas casas que, por irregularidades serias como las referidas, puedan ser reasignadas a otras familias que se encuentren en lista de espera en el Municipio, a través del RUIP.

En esta localidad, son más de 600 las familias que se encuentran en lista de espera en el Municipio y, por ende, reclaman que aquellas casas que no son ocupadas por sus titulares vuelvan a ser readjudicadas a quienes realmente las necesitan.

"Nosotros pagamos $600 de alquiler y ellos no pueden pagar la cuota o la alquilan", se quejó uno de las personas que desde hace años está en la lista de espera para acceder a un plan social.

Analizar la información

Jorge Baffi, secretario de Gobierno del Municipio dehecino, indicó que "los funcionarios del Gobierno provincial asesoran a los vecinos sobre deudas de viviendas y nuevos planes de pago, trámites finales para la adjudicación y escrituración de las mismas y en particular reúnen información y testimonios que luego deberán ser ‘chequeados’ antes de decidir la readjudicación de la vivienda a otra familia".

Si bien el Municipio no tiene acción directa sobre las viviendas que fueron adjudicadas desde el Gobierno provincial, más de 300 en esta localidad, sí debe responder con sus fondos coparticipables en caso que el vecino no abone la cuota, lo cual implica importantes descuentos sobre dichos recursos provinciales. La atención, entrevistas y consultas entre los adjudicatarios de distintos planes continuará hoy miércoles en el Municipio, donde los vecinos podrán asesorarse sobre distintos planes y reconvenir montos de deuda entre otras consultas, pero no se descarta que en breve, luego de las entrevistas, se conozca la noticia sobre readjudicaciones de viviendas donde se hayan podido probar serias irregularidades como las denunciadas por varios vecinos en el Municipio local, desde donde se dio parte a la Provincia.