El huracán fue degradado a categoría 3 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, pero aún se prevé que sea "muy peligroso". Millones de personas se evacuaron en los estados en peligro.
Autoridades de Estados Unidos advirtieron el miércoles sobre las graves lluvias, vientos e inundaciones que puede provocar el huracán Florence, que amenaza con golpear la costa atlántica en las próximas 48 horas.

Florence fue degradado a categoría 3 en la escala de cinco de Saffir-Simpson, pero aún se prevé que sea "muy peligroso" cuando se acerque a la costa el jueves y el viernes, advirtió el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su último boletín de las 18H00 GMT.

Según lo pronósticos, Florence avanzaba sobre el océano Atlántico con vientos máximos sostenidos de unos 205 km/h, y podría debilitarse lentamente en la noche del jueves. De acuerdo con la trayectoria, tocará tierra en los estados de Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia.

Las órdenes de evacuación alcanzan a unas 1,7 millones de personas en esos tres estados, que ya declararon el estado de emergencia al igual que Maryland y el distrito federal, Washington DC, más al norte.

Se prevé que Florence se desvíe hacia el sur en dirección a Georgia, que este miércoles se sumó a las declaratorias de emergencia en previsión de las fuertes lluvias y marejadas esperadas.

"Es imperativo que todos sigan las órdenes locales de evacuación", dijo el presidente Donald Trump, que publicó más temprano en Twitter un video instando a la gente a "no jugar" con este huracán.

"Esta tormenta es extremadamente peligrosa. ¡Cuídense!", agregó, tras asegurar que el gobierno federal está "listo" para atender la emergencia, rechazando las críticas por su respuesta el año pasado al huracán María, que causó 3.000 muertos.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas