El gobierno nacional convocaría a UPCN y ATE para empezar a negociar la suba anual. Les darían un premio por presentismo y un bono por productividad
El gobierno nacional prevé convocar la semana próxima a los sindicatos de trabajadores estatales de UPCN y ATE, para iniciar la paritaria del sector, para la cual ofrecería 12% de aumento sin cláusula gatillo, pese a que la mayoría de las estimaciones de inflación para este año sobrepasan el 20%.

La oferta de la Casa Rosada incluirá nuevos elementos para tratar de contener los reclamos del sector, como sumar al premio por presentismo -implementado el año pasado- y un bono por productividad.

Rechazo y aprobación

Se da por descontado que ATE rechazará el ofrecimiento, como sucedió en cada año incluida la gestión kirchnerista, por lo cual el Gobierno se centrará en acordar con el sindicato mayoritario UPCN.

El gremio que comanda Andrés Rodríguez no estaría del todo convencido de aceptar el premio por productividad, ya que tiene dudas sobre su implementación y sobre la cantidad aproximada de empleados del sector público nacional que finalmente lo cobrarían.

No obstante, se estima que el Gobierno adoptará una dura postura en torno a esta paritaria debido a que se encuentra apremiado por reducir el déficit fiscal, condición central para lograr cerrar un acuerdo de financiamiento con el FMI.

El macrismo ya había logrado firmar una paritaria estatal en el 12% con los sindicatos municipales porteños, pero eso sucedió meses antes de que se produjera la corrida cambiaria que disparó la cotización del dólar y que todo indica que finalmente llevará la inflación de 2018 hasta más allá del 20%.

En el marco de su política de austeridad, la Casa Rosada ya había hecho foco desde hace meses en el empleo público y mediante un decreto puso en marcha un plan de retiros voluntarios en el sector, ofreciendo entre 24 y 36 salarios a trabajadores con más de diez años en el Estado.

UPCN es el único gremio del sector dialoguista de la CGT conocido como los "independientes" que aún no firmó su suba salarial, ya que la Uocra y Obras Sanitarias hace meses acordaron un 15% con cláusula de revisión.

En otro orden, autoridades de la CGT se reunieron ayer con el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto, y coincidieron en apoyar el blanqueo laboral que impulsa el Gobierno pero adelantaron que rechazarán los cambios propuestos para el régimen de despidos.

"Esa modificación por el Senado no va a pasar", advirtió Pichetto luego de recibir en su despacho a los referentes de la CGT Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Omar Maturano (La Fraternidad), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Jorge Sola (Seguros).

Los popes de la central gremial y el senador justicialista dialogaron sobre "la preocupante evolución de la inflación y el gran impacto que tiene en el poder adquisitivo de los trabajadores".

TEMAS: paritarias
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas