Idesa aseguró en un informe que la recaudación efectiva apenas alcanza el 43%, mientras que en Chile equivale al 64%. Si se mejorara, llegaría a $ 280 mil millones
Si la Argentina hubiese bajado considerablemente la evasión en el IVA, aproximándose a los niveles de eficiencia tributaria de Chile, se podría haber evitado la actual crisis, asegura un estudio divulgado ayer por la consultora Idesa.

En la Argentina se recauda apenas el 46% de la recaudación potencial, mientras en Chile equivale al 64% de los ingresos potenciales.

"Esto significa que, si Argentina mejorara la eficiencia recaudatoria hasta reducir a la mitad la brecha con Chile, aumentaría en $ 280 mil millones la recaudación de IVA".

Además, estos datos muestran que, si Argentina hubiera profesionalizado la gestión del IVA, se podría haber evitado la actual crisis.

A su vez, agregó que "el Gobierno tuvo que apelar de urgencia a contradecir su política impositiva expresada en el Consenso Fiscal porque descuidó la mejora en la administración tributaria".



Apelan a impuestos distorsivos



El Instituto para el Desarrollo Social de la Argentina señaló que "una dañina particularidad de la Argentina son las crisis recurrentes, pero más dañino aún es que para salir de los episodios traumáticos se apela a impuestos muy distorsivos que son planteados como transitorios pero que generalmente devienen en permanentes".

"A principios de los 90 la crisis justificó la creación del impuesto a los Bienes Personales, superpuesto a los impuestos patrimoniales que cobran las provincias. A finales de los 90, con similares argumentos se creó el impuesto a la Ganancia Mínima Presunta", explicó Idesa.

Precisó que "a comienzo de la década del 2000 la crisis justificó la creación del impuesto al Cheque y a comienzo de la década del 2010 otra crisis justificó el impuesto a los Dividendos. Como reacción a esta involución, a fines del 2017 se firmó el Consenso Fiscal. La meta era desandar gradualmente la acumulación de todos estos impuestos distorsivos. Pasaron pocos meses y una nueva crisis indujo a una alteración sustancial del esquema volviendo a exacerbar una estructura tributaria altamente distorsiva", detalló la consultora.

"A la crisis se llegó por las inconsistencias del gradualismo. Pero también hizo una contribución importante la poca prioridad que se le asignó a la modernización de la administración tributaria".

TEMAS: retenciones
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas