· · Crédito:
Pese a que el Central desembolsó US$ 55 millones, registró una suba de 53 centavos. En tanto, se mantuvo la tasa en 60 por ciento en vista de las presiones inflacionarias
El dólar operó ayer por segunda rueda consecutiva con tendencia alcista y cotizó a $ 38,71 para la venta pese a que el Banco Central desembolsó US$ 55 millones para contener la devaluación.

Según un promedio realizado por la autoridad monetaria, la moneda norteamericana finalizó la rueda a $ 36,98 para la punta compradora y a $ 38,71 para la vendedora, lo cual representó un aumento de 53 centavos frente al lunes.

En los mostradores del Banco Nación, el billete verde operó a $ 38,50, mientras el precio más elevado fue expuesto en los mostradores de Banco Galicia a $ 39.

En el sector mayorista, la moneda norteamericana subió 56 centavos a $ 37,94.

El volumen operado en el segmento de contado fue mayor al del día anterior, al llegar a US$ 460,124 millones.

La nueva baja del peso frente al dólar se dio en línea con los movimientos del real.

Este martes, en el país vecino el dólar subió 1,48% frente a la moneda brasileña, en medio de los ruidos políticos en materia electoral.

En la plaza local, operadores destacaron que se dieron nuevas intervenciones del Banco Central, al igual que sucedió el día anterior.

En esa oportunidad, el organismo tuvo una participación vendedora por US$ 55 millones, que se suman a los US$ 15 millones del lunes.

El día anterior, el dólar había comenzado la semana con una suba de 37 centavos al operar a $ 38,18.



Todo como está



En ese escenario, este martes el Banco Central decidió "mantener la tasa de Letras de Liquidez (Leliq) a siete días en 60% anual".

De ese modo, argumentó que "los indicadores de alta frecuencia muestran una nueva aceleración para agosto y septiembre".

Las reservas internacionales finalizaron en US$ 50.993 millones, al disminuir US$ 96 millones respecto del día hábil anterior, según un comunicado oficial.

En lo que va del año, la moneda norteamericana acumuló una suba de 104,5 por ciento.

En ese marco, y como esperaba el mercado, el Banco Central decidió mantener su tasa de política monetaria en un 60%, y reiteró que no la disminuirá al menos hasta diciembre dados los altos índices de inflación. 

"Para garantizar que las condiciones monetarias mantienen su sesgo contractivo, el Comité de Política Monetaria (Copom) se compromete a no disminuir el valor de su tasa de política monetaria al menos hasta el mes de diciembre", consignó la entidad en un comunicado.

A inicios de agosto la entidad resolvió definir la tasa de Letras de Liquidez (Leliq), a siete días, como su nueva tasa de política monetaria.

El Copom "se compromete a seguir monitoreando el comportamiento de la inflación en los próximos meses, decidido a introducir acciones correctivas, en caso de ser necesarias, para lograr sus metas", añadió.

Consistentemente con la decisión de política monetaria, el Copom considera que "la inestabilidad cambiaria de fines de agosto generará un mayor traslado a precios del tipo de cambio (pass through) y una demora en el proceso de reducción de la inflación, en línea con lo esperado en el comunicado del 30 de agosto".

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas