El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aseguró ayer que "la gran mayoría" de los mandatarios provinciales están "trabajando para que la Argentina tenga" una ley de presupuesto para el año que viene, aunque aclaró que "faltan ajustar algunos detalles".

"No estamos en una situación de aprietes o de cosas no deseadas. Estamos en un momento de discusión que va a tener su resultado", sostuvo.

El rionegrino consideró que hay "un buen ámbito para empezar" el debate con las autoridades nacionales, pero reconoció que "cada provincia tiene su relación particular" con la Casa Rosada.

"Nuestros ministros de Economía vienen trabajando desde hace más de un mes con (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio en un presupuesto que permita cumplir con las metas del FMI y tener previsibilidad durante todo el año que viene", precisó Weretilneck.

Entre otras cosas, el mandatario señaló en diálogo con radio Mitre que "la situación económica que estamos viviendo es producto de muchas cosas" y destacó "la virtud del diálogo y del consenso" del oficialismo.

Por otra parte, el rionegrino resaltó que el ministro Frigerio es "un buen interlocutor para todas las provincias" y opinó que "el hecho de que conozca a todos" los gobernadores facilita "ir avanzando en las negociaciones".

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas