Las carteras de Trabajo, Agroindustria y Modernización quedan bajo la órbita de Producción de Dante Sicca. Salud, a Desarrollo Social de Carolina Stanley. Energía y Obras Públicas se unifican en Transporte, de Dietrich
Luego de un raid de reuniones con funcionarios y dirigentes de la alianza Cambiemos en la Quinta de Olivos, el presidente Mauricio Macri se prepara para anunciar hoy cambios en su Gabinete, que incluiría la disolución de once ministerios,  la salida de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, y un posible cambio de nombres y de dinámica de funcionamiento en la primera línea de la administración.

Durante las reuniones que mantuvo ayer en la residencia oficial, Macri habría terminado de darle forma a un nuevo organigrama con la eliminación de cerca de once carteras, que pasarían a tener rango de secretarías.

Los ministerios afectados serían Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización. 

También podría haber novedades respecto a las carteras de Defensa y Seguridad.

Según trascendió, los ministerios de Trabajo, Agroindustria y Modernización se transformarían en secretarías de la cartera de Producción a cargo de Dante Sicca.

Salud sería absorbido en Desarrollo Social, bajo la órbita de Carolina Stanley.

Energía y Obras Públicas quedarían bajo el mando de Guillermo Dietrich, de Transporte.

Y Ciencia y Tecnología, Cultura y Educación estarían todos en la misma cartera.

Según trascendió, al exministro de Economía Alfonso Prat Gay le habrían ofrecido asumir al frente de Cancillería en reemplazo de Jorge Faurie, pero finalmente no habría aceptado.

En tanto, el radical Ernesto Sanz rechazó una vez más incorporarse al Gabinete nacional. Tenían pensado ofrecerle el Ministerio de Defensa, que en la actualidad ocupa su correligionario Oscar Aguad. 

No es la primera vez que este aliado le dice no a un ofrecimiento de Mauricio Macri; antes de asumir en la Rosada, a fines de 2015, se había anunciado que sería ministro de Justicia, pero luego adujo motivos personales y lo descartó. 

Y justamente la cartera de Justicia es la que produjo otra confirmación, ya entrada la noche de este domingo. Allí seguirá Germán Garavano. Una de las versiones que vienen circulando desde hace varios días -y hasta semanas- hablaba de un fuerte recorte en el presupuesto de este ministerio, lo que disparaba rumores sobre una salida de Garavano.

Mientras que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, seguiría en su cargo pese a las especulaciones sobre un supuesto ofrecimiento de esa cartera a Carlos Melconian.

Dujovne tiene previsto llegar mañana a Washington para renegociar el acuerdo con el FMI y pedir un adelanto del préstamo pactado originalmente.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien fue blanco de presiones internas para desplazarlo del cargo tras el salto del dólar de la semana pasada, se mantendría en su actual función, pero no tendrían la misma suerte los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, quienes pasarían a cumplir roles de menor exposición.

La Quinta de Olivos fue epicentro de reuniones con carácter de urgencia por las que desfilaron no sólo los ministros, sino también gobernadores y dirigentes de las fuerzas aliadas del PRO, como los radicales Mario Negri (jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados), Luis Naidenoff (jefe del interbloque Cambiemos en el Senado) y Ernesto Sanz. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y el de Mendoza, Alfredo Cornejo, también se reunieron con Macri.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas