Uno de los gobernadores más jugados en el apoyo al Gobierno es el de Chubut, Mariano Arcioni, quien aseguró que retacearle el presupuesto al gobierno de turno "es un acto de irresponsabilidad institucional".

"Apoyaremos y daremos las herramientas, ya que es feo gobernar si no las tenés. Negarle un presupuesto a un poder ejecutivo a mi juicio es un acto de irresponsabilidad institucional. Más allá de estar o no de acuerdo, cuando la gente elige un gobierno hay que darle las herramientas para gobernar", remarcó en declaraciones al diario El Patagónico, de Chubut.

El mandatario de La Pampa, Carlos Verna, se mostró un poco más cauto y destacó que antes de "anticipar" si está "a favor o en contra" va a esperar a que el Gobierno presente el proyecto para poder "analizarlo".

"Una vez que lo presente lo voy a analizar, decir en qué cosas estoy de acuerdo, en qué cosas no lo estoy. Trataré de discutirlo o les pediré a los legisladores por La Pampa que lo discutan, pero no puedo anticipar si estoy a favor o en contra porque no lo conozco", indicó en diálogo con el diario La Arena, de La Pampa.

En una sintonía similar, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, reclamó que se pongan en conocimiento las estimaciones sobre el valor del dólar, la inflación promedio y otros parámetros fundamentales para la discusión del presupuesto.

"Ahora tenemos que discutir el presupuesto, que los gobernadores queremos acompañar. Pero ¿cuáles van a ser las variables del presupuesto? ¿Con qué dólar, con qué inflación? Queremos que la Argentina tenga un presupuesto, pero no sabemos con qué parámetros", se quejó en una entrevista con Clarín.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas