· · Crédito:
Una encuesta de Gustavo Córdoba & Asociados midió que apenas dos de cada diez argentinos consideran que lo peor ya pasó. Baja credibilidad del equipo económico
Una encuesta de alcance nacional que realizó la consultora Gustavo Córdoba & Asociados midió que sólo el 23,9 por ciento de los argentinos cree que las medidas anunciadas por el gobierno de Mauricio Macri, que combinan ajuste de gastos y aumento de impuestos, contribuirán a mejorar la economía del país.

El sondeo se realizó entre 1.200 encuestados entre el 6 y el 7 de septiembre. El error de muestro es +/- 2,83 por ciento.

Los datos del relevamiento indican que, como contrapartida, el 55,1 por ciento de la población considera que las medidas de Macri no mejorarán el estado de la economía. El 21 por ciento no sabe o no contesta.

Ese pesimismo se reflejó también en otro interrogante que se planteó en la encuesta. Se le preguntó a la gente si está de acuerdo con que lo peor de la crisis económica ya pasó. El 66,3 por ciento contestó que no, mientras que sólo el 19,6 por ciento expresó una visión optimista.

Cuando se consultó sobre cómo cree que estará la situación económica del país dentro de un año, el 43,9 por ciento de los encuestados respondió que estará peor, mientras que otro 16,6 por ciento opinó que seguirá igual de mal. Como contracara, el 23,8 por ciento consideró que estará mejor mientras que el 4,2 respondió que “estará igual de bien”.

Esa mirada predominantemente negativa sobre la marcha y el futuro de la economía se asienta en un problema político del gobierno de Macri: su pérdida de credibilidad; ni siquiera la palabra del Presidente alcanza para transmitirle a la gente la impresión de que hay claridad en el diagnóstico y precisión en el rumbo.

Cuando se preguntó si el discurso de Macri, en el que anunció las medidas económicas, había sido convincente, el 39,9 por ciento de los encuestados indicó que no había sido “nada creíble”. Otro 15,7 por ciento señaló que había sido poco creíble. Es decir, el 55,6 no creyó en la palabra de Macri. Sólo el 18,8 por ciento contestó que había sido “muy creíble”, mientras que el 21,9 por ciento respondió “algo creíble”.

Ese déficit de credibilidad lo padece también especialmente el equipo económico. Sólo el 32 por ciento considera que Nicolás Dujovne, ministro de Economía, es creíble, mientras que el 64 por ciento no le cree.

La encuesta además reveló que la situación económica sigue estando en el tope de las preocupaciones de los argentinos. La inflación fue señalada como el principal problema por el 38,1 por ciento de los encuestados.

Atrás quedó la corrupción, con el 21,9 por ciento de las menciones y, en tercer lugar, aparece la pobreza, con el 11,7 por ciento.

La inseguridad aparece con el 8 por ciento, mientras que el desempleo se llevó el 6,8 por ciento de las menciones.



El impacto político



La incertidumbre, el pesimismo sobre la economía tienen su correlato, por supuesto, en la política. Por eso, el 35,7 por ciento de la gente aprueba la gestión de Mauricio Macri como presidente, mientras que un 61 por ciento la desaprueba. “Se observa en general que mantiene la negatividad de los últimos meses”, dice el informe de la encuesta.

Paralelamente, Cristina Fernández registró una suba de 4 puntos en la imagen negativa, que alcanza el 51,7 por ciento, y una baja de 3 en la positiva, que se ubica en el 43,3 por ciento.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas