El empleado informático fue reconocido por el ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Marcelo Sain, y abogadores querellantes de la tragedia de Cromañón.
El ex titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria Marcelo Sain y abogados querellantes de la tragedia de República Cromañón declararon en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman e identificaron al empleado informático Diego Lagomarsino como agente de inteligencia.

Las declaraciones fueron hechas ante el fiscal del caso Eduardo Taiano: puntualmente, Sain recordó que cuando fue designado interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) le fue presentado Lagomarsino para trabajar en inteligencia de hechos de narcotráfico.

Sain declaró que fue un efectivo de la Policía Bonaerense, cuyo nombre dijo que no recordaba, quien le presentó a Lagomarsino para colaborar en ese tipo de investigaciones, aunque finalmente nunca lo convocó.

Por otra parte, también declaró el abogado querellante de la tragedia de República Cromañón José Iglesias, cuyo hijo Pedro fue una de las 194 víctimas, y lo mismo hizo su ex esposa, también abogada en el caso.

Ambos señalaron que, luego de la tragedia en diciembre de 2004 y cuando los padres de las víctimas se empezaron a juntar en reclamo de Justicia, se acercó una persona en solidaridad con ellos: ratificaron que era Lagomarsino.

Incluso, revelaron que en una oportunidad el empleado informático sacó fotos de la habitación de Pedro con la autorización de ellos, tras lo cual desapareció y nunca más lo volvieron a ver.

El fiscal Taiano sospecha hace tiempo que Lagomarsino era un informante de los servicios de inteligencia, aunque hasta ahora no hay pruebas concretas de esa acusación.

Lagomarsino está procesado como partícipe necesario del homicidio del fiscal Nisman, quien fuera encontrado sin vida el 18 de enero de 2015 en su departamento de Torres Le Parc en Puerto Madero, cuatro días después de presentar una denuncia contra la entonces presidenta Cristina Kirchner por el Memorándum de Entendimiento con Irán por la causa AMIA.

Al igual que el empleado informático también están procesados los entonces custodios de Nisman, acusados por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas