Portada > Policiales > Nota > 13/09/2017
Tama駉 letra Reducir tama駉 de letra Agrandar tama駉 de letra Resetear Enviar Imprimir

C贸rdoba: una nena grave tras ser succionada por el filtro de una pileta de nataci贸n

El accidente fue en el club Universitario. La peque帽a, de 6 a帽os, fue internada en el Hospital de Ni帽os

Una niña de seis años permanecía internada en grave estado ayer tras ser succionada por el filtro de la bomba de agua de una pileta mientras practicaba natación en un club de la ciudad de Córdoba.

El accidente se produjo en la noche del lunes en el Club Universitario de Córdoba y la nena, llamada Samira, permanecía internada en el Hospital de Niños local en coma y con respirador artificial.

Luciano Parietti, director del Hospital de Niños, informó que la nena "está bajo un coma farmacológico, un coma inducido para soportar el respirador" mecánico al que se encontraba conectada.

"Se decidió que todavía no se bajará ningún parámetro y continuará con el respirador", agregó.

El profesional fue cauto en el diagnóstico, aunque encontró síntomas alentadores en el resultado del electroencefalograma que le realizaron y en el hecho en el que la niña recibió una buena atención inmediata.

Parietti sostuvo que "el electroencefalograma dio que tiene buena actividad pero hay que esperar".

Al hablar en forma elogiosa de la primera atención recibida por la menor, dijo que "un médico y una profesora le hicieron maniobras de reanimación muy buenas y rápidas".

Todo comenzó cuando la niña nadaba en presencia de sus padres, quienes en un momento notaron que no volvía a la superficie.

Bárbara, la madre de la nena, definió al hecho como un "accidente" y contó que ocurrió cuando se trabó un pie con el filtro.

Tanto ella como su esposo y otras personas se arrojaron al agua y lograron rescatar con vida a la pequeña.

"Me metí yo, se metió mi marido, y también los profesores.
Nosotros salimos porque no podíamos sacarla. Luego lo lograron, la revivieron, afortunadamente salió con latidos en el corazón", manifestó la mujer, en declaraciones a Cadena 3.

Aclaró que "fue un accidente, no hay culpables", para luego agregar: "Nosotros nunca la dejamos sola".