Portada > Locales > Nota > 31/05/2012
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

A Ammar le preocupa la libertad de trabajo

La Aso­cia­ción de Me­re­tri­ces pi­de que se res­pe­te a las que vo­lun­ta­ria­men­te ejer­cen la pros­ti­tu­ción

La se­cre­ta­ria Ge­ne­ral de la Aso­cia­ción de Mu­je­res Me­re­tri­ces de Ar­gen­ti­na (Am­mar), de­le­ga­ción Cór­do­ba, Eu­ge­nia Ara­ve­na, ase­gu­ró que “es­pe­ra­mos que al apli­car la ley res­pe­ten el de­re­cho a ejer­cer la pros­ti­tu­ción vo­lun­ta­ria­men­te, si­no no ha­bría li­ber­tad de tra­ba­jo”.

Ara­ve­na, que es­tu­vo en el de­ba­te de la ley de tra­ta en la Le­gis­la­tu­ra, ex­pli­có a Pun­tal te­le­fó­ni­ca­men­te que “si bien se in­clu­yó un ar­tí­cu­lo que res­guar­da los de­re­chos de las per­so­nas que se en­cuen­tren vo­lun­ta­ria­men­te en un lu­gar don­de se rea­li­ce un pro­ce­di­mien­to po­li­cial en el mar­co del cie­rre de whis­ke­rías y pros­tí­bu­los. No que­re­mos que nos tra­ten co­mo de­lin­cuen­tes”.

Pro­tec­ción


Con­si­de­ró que “no hu­bo mo­di­fi­ca­cio­nes al pro­yec­to del ofi­cia­lis­mo, pe­ro se le agre­ga­ron al­gu­nos ar­tí­cu­los que pro­te­gen los de­re­chos in­te­gra­les de las per­so­nas”.

Se agre­gó otro ar­tí­cu­lo en el que se plan­tea la no cri­mi­na­li­za­ción de la tra­ba­ja­do­ra se­xual, al dis­po­ner que se­rán res­guar­da­dos los de­re­chos de las per­so­nas que se en­cuen­tren en el lu­gar don­de se ejer­ce u ofre­ce la pros­ti­tu­ción de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria.

“Apo­ya­mos la in­ten­ción de lu­char con­tra la tra­ta de per­so­nas y ha si­do muy im­por­tan­te que se ins­ta­le el te­ma en el de­ba­te de los le­gis­la­do­res y to­da la so­cie­dad” di­jo.

Pe­ro afir­mó que “que­re­mos de­ci­dir por no­so­tras mis­mas. So­bre nues­tro tra­ba­jo y nues­tro fu­tu­ro. No que­re­mos que nos ocul­ten de­ba­jo de la al­fom­bra ni ter­mi­nar pre­sas. Tie­nen que dar­nos al­ter­na­ti­vas pa­ra ha­cer lo que que­re­mos”.

Pa­ra Ara­ve­na “aho­ra se nos plan­tea un in­te­rro­gan­te, qué van a ha­cer las mu­je­res que tra­ba­ja­ban en los pros­tí­bu­los cuan­do los cie­rren”.

El gre­mio de las me­re­tri­ces con­si­de­ró que el des­pa­cho y pro­yec­to al­ter­na­ti­vo pre­sen­ta­do por el Fren­te Cí­vi­co “era me­jor, por­que con­tem­pla­ba la creación de coo­pe­ra­ti­vas de tra­ba­jo y la ca­pa­ci­ta­ción pa­ra las que qui­sie­ran cam­biar de ac­ti­vi­dad”.

Am­mar ha­bía en­via­do una no­ta en la que pedía di­fe­ren­ciar el te­ma de la tra­ta del tra­ba­jo se­xual, y al­gu­nos ar­tí­cu­los en los que se es­ta­ría cri­mi­na­li­zan­do la pros­ti­tu­ción.