Portada > Locales > Nota > 09/02/2015
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

Participaron del campamento anual de NADia

Contra la diabetes: scouts trabajan en la difusión de buenos hábitos de vida

Un grupo de comunicadores sociales cordobeses lleva adelante un proyecto por el que dan a conocer en organizaciones los alcances de la enfermedad y la necesidad de desarrollar una rutina saludable

El campamento anual que realiza la organización NADia para niños insulino dependientes contó con la particular participación del grupo Scouts Unidos por la Diabetes, agrupación que se conformó en el marco de un trabajo final universitario y que apunta a la difusión de hábitos saludables de vida contra la enfermedad.

En diálogo con PUNTAL, Hernan Obolo y Natalia Bazán, los dos responsables de la iniciativa, comentaron la importancia de comunicar conceptos relacionados a la diabetes, considerando que la mitad de las personas que la padecen no saben que la tienen.

“Somos estudiantes de Comunicación Social y como parte del trabajo final de la carrera, realizamos este proyecto, en relación a la campaña mundial que tiene la ONU, ‘Unidos por la diabetes’”, explicó Obolo. Señaló que, además de comunicadores, son scouts, “nos conocíamos desde ese ámbito, y entendíamos que la diabetes, como enfermedad crónica, afecta a todas las personas de cualquier clase social”, sostuvo.

Obolo explicó que como parte de la iniciativa “creemos que las organizaciones del tercer sector, que no se dedican específicamente a la salud, son un buen ámbito para trabajar en la prevención y diagnóstico de la diabetes. Por su parte, Bazán señaló que en la facultad cuentan con un seminario de comunicación y salud, “desde donde analizamos en qué tipo de grupos funciona mejor el trabajo de difusión”, dijo.

“Ya superamos lo planteado originalmente, que era un proyecto mucho más chico, el campamento es muy grande. En la investigación observamos que es un campo virgen en el que se puede hacer mucho”, agregó Obolo.

- Antes del proyecto, ¿tenían contacto con la diabetes?

- Yo soy diabético del tipo 2 y ella tiene familiares con antecedentes, por lo que se unieron un poco de ambas partes -sostuvo Obolo-.

- ¿Han estado presentes en otras jornadas similares?

- Esta experiencia es única en América, pero hemos trabajado antes en el marco de la organización nacional Scouts de Argentina, y con la Asociación de Guías Scouts en Córdoba tuvimos una articulación, ellas (las chicas) enfocadas en la diabetes gestacional relacionada a la mujer. Aquí tenemos la tercera experiencia.

- ¿Qué es necesario comunicar de la enfermedad?

- Hay un dato que nos llamó la atención y es que el 50% de la población diabética no sabe que lo es. Ése fue el disparador para entender que hay que comunicar.
Bazán agregó que no sólo se desconoce la afección sino que tampoco se tiene noción de los riesgos de contraer diabetes. “Nos pasó con el primer relevamiento que hicimos con los adultos de Scouts Argentina, a quienes les hicimos una encuesta simple y a la mayoría, más del 80%, le dio que tenía posibilidades de tener diabetes pero ni siquiera sabían qué era”, explicó.

Poca comunicación


“La diabetes es una enfermedad muy silenciosa, hay poca comunicación. Lo único que se hace es el 14 de noviembre, una vez al año con espacios en los medios y donde se genera conciencia, por eso pensamos que era necesario comunicar”, destaca Obolo.

- Más con los ritmos de vida de la actualidad.

- Sí, la Organización Mundial de la Salud la considera una pandemia, aún no se ha tomado conciencia pero la población con diabetes está creciendo constantemente, en especial la de tipo 2, por las conductas que se adquieren en la vida y es algo evitable. Uno de los puntos clave de este proyecto consiste en que trabajando con hábitos saludables en niños y jóvenes, se puede bajar mucho la incidencia de la diabetes en la edad adulta.

- ¿No sólo se enfocarán en organizaciones vinculadas a la diabetes sino en la ciudadanía en general?

- El proyecto está pensado para implementarlo en pequeños grupos -sostuvo Bazán-, nace en Scouts Argentina porque conocemos el tipo de actividades que allí se realizan, al aire libre, propuestas recreativas, la vida saludable está en la misión del movimiento. Después se busca asistir a organizaciones paralelas como clubes o ONG, porque no somos médicos, apuntamos a lo comunicacional, a informar sobre los beneficios de una vida saludable.

- Consideramos que hábitos saludables tenemos que tener todos, no importa si se tiene diabetes o no -agregó Obolo-. Si logramos generar esa conciencia en cualquier organización que trabaje con niños y jóvenes, estaremos formando agentes de cambio, personas que entiendan la importancia y busquen cambiar el pequeño mundo. Por eso estamos abiertos a la invitación de cualquier organización.

- ¿Qué significa poder trabajar con una organización reconocida a nivel internacional como lo es NADia?
- Es algo espectacular, es un orgullo que nos hayan invitado. Nosotros veníamos a mirar, pero nos abrieron las puertas. En el relevamiento previo vimos que en América esto no se hace, hay algo similar en España, pero no hay campamentos similares. En la jornada también participa un chico scout de Mendoza, y si bien ahora estamos enfocando los trabajos en Córdoba, a partir de octubre tenemos la asamblea anual de los scouts y queremos lanzarlo a nivel nacional.


Luis Schlossberg