Portada > Locales > Nota > 29/04/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

solidaridad

Tras el desesperado pedido de ayuda, un vecino pagó la boleta de luz del comedor Ilusiones

La responsable de la copa de leche que recibe a decenas de niños todos los días agradeció la colaboración de la gente. Esperan respuestas del Municipio

Como sucede habitualmente, la solidaridad de la gente llega antes que la mano del Estado. El caso del comedor Ilusiones no fue la excepción. Después de que la titular del merendero, Lorena Toledo, reclamara ayuda para afrontar el pago de la factura de energía eléctrica, ayer, a primera hora de la mañana, un vecino se acercó hasta las instalaciones de la copa de leche y aportó los $ 1.200 para cancelar la boleta de Epec.

“No fue la única persona que se interesó por este tema. Tuvimos varios llamados durante todo el día de distintas personas que quisieron pagar la factura de la luz. Muchos vecinos también se acercaron para aportar alimentos y comprar bonos que nos permiten recaudar fondos para cubrir los gastos que tenemos para funcionar”, aseguró Toledo en diálogo con PUNTAL.

Si bien ayer hubo un llamado telefónico de uno de los funcionarios, el Municipio todavía no oficializó ningún tipo de colaboración, pese a que es de público conocimiento que el comedor reclama un subsidio de $ 2 mensuales para subsistir.

“En los próximos días vamos a presentar un proyecto en la Municipalidad, donde vamos a dejar constancia de todas las actividades que desarrollamos para que tomen conocimiento. Los padres de los chicos que asisten a la copa de leche nos van a ayudar a juntar firmas para apoyar el petitorio. Sé que (ayer) se comunicó Pablo Bertea (subsecretario de Desarrollo Social), pero no pude hablar con él”, señaló Toledo.

-¿Han ido al Concejo Deliberante a pedir algún tipo de ayuda?

-El concejal que siempre trabaja en el barrio y que nos da una mano es Pablo Carrizo (Respeto). Siempre busca algún contacto y colabora con lo que necesitamos.


Asistencia


La copa de leche recibe a unos cien niños a la semana, no sólo para el  almuerzo, la merienda y la cena, sino también para que realicen actividades recreativas en el jardín maternal y en los talleres de apoyo escolar.

Lorena Toledo detalló a PUNTAL que la mayoría de los chicos que llegan al comedor son del sector del barrio Cola de Pato y La Cava, con padres que trabajan en obras o recolección de residuos.


Colaboración


El comedor Ilusiones está ubicado en la zona norte de la ciudad, sobre la ruta A-005, a metros del puente Islas Malvinas. Los interesados pueden acercarse a la institución para aportar cualquier tipo de colaboración.