Portada > Locales > Nota > 24/08/2017
Tamao letra Reducir tamao de letra Agrandar tamao de letra Resetear Enviar Imprimir

un momento único - Docente riocuartense disertó en Hiroshima

“Es una ciudad muy pujante que se sobrepuso al dolor de la bomba”

El doctor en Matemáticas, Julio Barros, fue invitado a Japón para brindar una conferencia. Relató la experiencia de visitar el lugar que hace 72 años fue arrasado por el primer ataque atómico de la historia

El docente de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Julio Barros, estuvo cerca de un mes recorriendo las principales ciudades de Japón. El doctor en Matemáticas fue invitado al país oriental para dar una conferencia en la Universidad de Hiroshima. En diálogo con PUNTAL, el profesor relató los momentos más importantes de la experiencia que vivió al visitar el lugar que hace 72 años, el 6 de agosto de 1945, fue arrasado por la primera bomba atómica de la historia, lanzada por los Estados Unidos en el marco de la Segunda Guerra Mundial.

“Fue una experiencia muy fructífera. Además de conocer un país que siempre me despertó mucho interés, pude exponer sobre los temas que vengo trabajando desde hace unos años ante una gran cantidad de alumnos. Realmente, fue un momento muy interesante”, afirmó el doctor Barros.

-¿Cómo surgió la posibilidad de viajar a Japón?
-En principio fue por una cuestión personal. He estudiado japonés durante mucho tiempo y deseaba conocer el país. Concretamente, fui a visitar al doctor Hiroshi Tamaru, del Departamento de Matemáticas de la Escuela de Ciencias de la Universidad de Hiroshima. El doctor Tamaru trabaja en temas afines a los que trabajamos con el grupo de investigación de la Facultad de Astronomía Matemática y Física de la Universidad Nacional de Córdoba. El grupo de investigación (al que pertenece Barros) está dirigido por el doctor Carlos Olmos, quien realizó el contacto con el doctor Tamaru. La invitación a dar la disertación fue realizada directamente por el doctor Hiroshi Tamaru, en el marco de seminarios de la carrera de Maestría en Matemática de la Universidad de Hiroshima.

-¿En qué consistió la conferencia?
-El tema de la disertación fue Normal Sections on Isoparametric Hypersurfaces (Secciones Normales en Hipersuperficies Isoparamétricas). Tuvo lugar el 14 de julio pasado.

-¿Qué ciudades visitó, además de Hiroshima?
-Estuve 27 días en Japón. Visité las ciudades de Tokio, Kamakura, Kyoto, Nara, Osaka e Hiroshima.

-¿En qué idioma dio la conferencia?
-La di en inglés para poder llegar a una mayor cantidad de personas.

-¿Cómo fue que surgió su interés por Japón?
-Yo soy oriundo de la ciudad de Buenos Aires, donde había una colonia de japoneses muy importante. Muchos de mis amigos del colegio secundario eran japoneses. De allí surgió mi curiosidad. Tiempo después, cuando tuve la oportunidad, comencé a estudiar e interiorizarme más sobre la cultura de Japón.

-¿Se encontró con lo que esperaba o se sorprendió?
-Japón es un país muy desarrollado, con mucha tecnología. Se puede apreciar el orden con el que vive la gente, la dedicación al trabajo y al estudio. Una de las cosas que más me impresionó fue el tema del transporte. Los japoneses usan mucho el tren y también el subte. El tren tiene distintas variantes, como el caso del tren bala, de acuerdo a como lo conocemos acá. Es un medio que permite recorrer largas distancias en poco tiempo. También es muy importante la presencia de los trenes eléctricos.

-¿Qué implicancias tuvo para usted la posibilidad de estar en una ciudad como Hiroshima?
-Fue muy fuerte. Recorrí el Museo de la Paz. Estuve en la zona donde está la cúpula que quedó en pie después del atentado. Es un sitio que se encuentra a sólo 160 metros del punto donde se produjo el estallido. Hay muchas fotografías y testimonios de las personas que padecieron la bomba. La verdad, todo es muy conmovedor. Una de las cuestiones que me llamó la atención es una reproducción en 3D del estallido de la bomba y de los momentos previos y posteriores al ataque. Se me puso la piel de gallina.

“Hiroshima es hoy una ciudad pujante, con grandes industrias y desarrollos. Se nota que es una sociedad resiliente. Uno habla con personas que tienen algún familiar que sobrevivió al ataque y llama la atención la forma en la que salieron a flote, pese a todo lo que les pasó”, agregó el doctor Barros.

-Es increíble cómo se levantaron después de un ataque sin precedentes…
-Sí, totalmente. Hiroshima tiene varias universidades. Uno nota la pujanza y se vuelve difícil imaginar cómo pudieron salir adelante después de la bomba. Los pobladores tuvieron dos avisos antes de que se produjera el estallido. Sin embargo, cuando vieron que no pasaba nada, las personas siguieron su vida con normalidad, hasta que finalmente vino el atentado.

-¿Es un tema que ha sido superado por la sociedad o todavía hay rencores?
-El pueblo japonés es resiliente. No hay un rencor, creo que lo han superado, no sé si totalmente, pero sí lograron sobreponerse al dolor, la angustia y al desaire de los países que estaban alineados en contra de Japón.

-¿Qué tipo de universidades hay en ese país?
-En Japón hay universidades estatales y privadas.

Dos ataques

Finalmente, cabe recordar que, además de la bomba a Hiroshima, Estados Unidos perpetró un ataque nuclear contra la ciudad Nagasaki, el 9 de agosto de 1945.

Ambos atentados dejaron casi 500 mil personas fallecidas. Fueron los dos únicos bombardeos en los que se emplearon armas nucleares.

Nicolás Cheetham
ncheetham@puntal.com.ar