Portada > Nacionales > Nota > 29/02/2008
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

BENEFICIARÁ A 3 MILLONES DE PERSONAS

Después de 11 años elevan la asignación por escolaridad

Pasará a 170 pesos y se paga una vez al año con los sueldos de febrero. Se mantenía en $130, a pesar de que en ese lapso la inflación superó el 100%.

El Gobierno anunció ayer un aumento en la asignación por escolaridad, que pasó de 130 a 170 pesos, en una medida que beneficiará a poco más de 3 millones de personas, la mitad de las cuales son empleados en relación de dependencia cuyos hijos concurren a la escuela.
El anuncio lo hicieron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el titular de la ANSeS, Claudio Moroni, en Casa de Gobierno, tras reunirse con la presidenta Cristina Kirchner.
La asignación se mantenía congelada en 130 pesos desde hace 11 años, a pesar de que la inflación oficial acumulada en ese lapso superó el 100 por ciento. En total se estima que se pagan casi 3 millones de ayudas escolares: casi la mitad lo abona en forma directa de la ANSeS y al resto lo pagan las empresas que luego lo deducen de sus contribuciones.

Una vez al año

La ayuda escolar se paga una vez al año con los sueldos de febrero o a comienzos de marzo, según lo abonen las empresas o lo cobre el beneficiario en forma directa.
Lo percibe uno de los dos progenitores o tutores de hijos en edad escolar que se desempeñan en relación de dependencia y ganan entre 100 y 4.000 pesos.
También lo cobran los beneficiarios del seguro de accidentes de trabajo y los jubilados y pensionados si tienen hijos que concurren a la escuela.
Hasta ahora, la ayuda escolar es de 130 pesos, aunque en determinadas regiones, por ser consideradas zonas desfavorables, la cifra es mayor($ 260, $ 390 ó $ 520).
Su objetivo es ayudar a financiar los mayores gastos que provoca en las familias el inicio de las clases.
Como el resto de las asignaciones familiares, la ayuda escolar anual se financia con las contribuciones patronales que hacen las empresas sobre la masa salarial.
Con la mayor ocupación y los aumentos de sueldos, la recaudación fue mejorando, pero este beneficio se mantuvo congelado.
Se estima que hoy el sector de "asignaciones familiares" de la Seguridad Social es muy superavitario.