Portada > Policiales > Nota > 03/09/2008
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

LA LUCHA CONTRA EL FUEGO

Los incendios en las sierras cercan a localidades del valle de Punilla

Se viven horas críticas y se espera con ansiedad un cambio en las condiciones climáticas para que se frene el viento y llegue la ansiada lluvia. En una de las regiones trabajaban más de 400 bomberos

Unos 400 bomberos trabajaban anoche denodadamente en cercanías de las localidades serranas de Capilla del Monte, Los Cocos y La Cumbre para controlar los incendios forestales.
El foco principal tuvo origen en Ascochinga, 40 kilómetros al noroeste de Córdoba, y alcanzó unos 25 kilómetros de largo, para proyectarse hacia el norte del departamento Punilla. Dos focos de gran intensidad se registraban en esa zona y ya consumieron decenas de hectáreas de pastizales naturales y provocaron además la evacuación de más de 100 personas en diferentes puntos de las serranías cordobesas.
La irrupción durante la madrugada de un fuerte viento huracanado del sector sur, con ráfagas de hasta 50 km/hora complicó severamente la situación. Peor aún no se pronostican lluvias, sino hasta mañana.


Ascochinga y el norte de Punilla, muy complicados
 
En la mañana de ayer, la zona de la histórica capilla de Candonga, en Ascochinga, fue uno de los principales lugares afectados por los incendios, aunque pasado el mediodía “lo que era la cola del incendio ahora se ha convertido en cabeza, por la rotación del viento”, dijo el subdirector del Plan Provincial del Manejo del Fuego, Diego Concha.
Concha también precisó que el estado del incendio “es complicado, ya que hay mucha pastura”. Señaló además que las llamas comenzaron a afectar la zona de Ongamira, Los Terrones, el sector del Dique Los Alazanes, el (cerro) Uritorco y hacia la zona de Capilla del Monte; también está bajando hacia la zona de La Cumbre".
Durante la madrugada de ayer, se evacuó a 125 personas en la zona de La Granja y otras 40 en Ascochinga. La causa de la evacuación fue el humo reinante en el lugar.

Una mañana dramática

La mañana en las cercanías de la histórica capilla de Candonga y la posada Las Perdices fue dramática. Empleados del establecimiento y pobladores combatían en soledad las llamas, hasta que finalmente alrededor de las 9.30 llegó la asistencia de los bomberos, que ya habían estado durante la madrugada.
Además, en ese sector hubo viviendas evacuadas y un colegio de El Pueblito debió ser desalojado por la cercanía de los incendios y las densas columnas de humo.
En tanto, lograron controlar y permanece en guardia de cenizas otro frente que se desató en el camino a Estancia Vieja, en Carlos Paz Sierra. El incendio comenzó a la tarde en zonas de pastizales y arbustos.
Unos 400 bomberos y otros voluntarios de la Policía provincial y gendarmes trabajaban a destajo desde ayer tarde en la zona, junto a personal de Defensa Civil y Cruz Roja, pero no daban abasto contra el fuego.
Se trabaja con camiones cisterna y 45 autobombas. Además de tres aviones hidrantes del Plan Nacional de Manejo del Fuego, otros tres aviones de la Provincia de Córdoba, vigías y un helicóptero militar.

Caserio: “La provincia tiene alerta roja”
 
El ministro de Gobierno, Carlos Caserio, dijo que "la provincia tiene alerta roja de incendios, lo que significa que todos los cuarteles de Bomberos están a disposición”. Además, el ministro pidió colaboración a los vecinos, porque "si bien no se lamentaron víctimas ni pérdidas materiales, pedimos que cualquier persona que vea que se está prendiendo fuego, dé a conocer la situación a la Policía o llame al 0800-888-38346", concluyó Caserio.

Evacuan escuelas en Monte Buey
 
En la sureña localidad de Monte Buey, las cuatro escuelas de la zona debieron ser evacuadas a causa de las cenizas por un incendio que ayer se propagó sobre sembradíos de trigo y soja.
Por otra parte, en Río Cuarto los incendios continuaban produciéndose en terrenos baldíos.
Uno de los incendios ocurrió anteanoche en una caballeriza y los bomberos no pudieron acudir a tiempo, muriendo un equino atrapado por las llamas.
Desde Defensa Civil de Río Cuarto, en declaraciones periodísticas se indicó que en horas de la noche la dotación de bomberos disponibles es menor que durante el día y que además estaban trabajando en otros dos siniestros. Se planteó allí la necesidad de contar con más bomberos rentados para la tarea, aunque destacó que en los incendios graves todos concurren.