Portada > Locales > Nota > 03/09/2010
Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

Una muestra para cortar con la discriminación

Obras de arte para no videntes

En el Viejo Mercado se exponen pinturas táctiles para quienes no cuentan con el sentido de la vista. Al mismo tiempo, se realiza como herramienta de concientización sobre las dificultades que deben enfrentar las personas con esta discapacidad, en una búsqueda por la integración

“En la muestra no sólo hablo de discapacidad visual, sino en ponernos en los zapatos de los otros, cualquiera sea su diferencia. A través de esto queremos que se pueda hablar de distintas clases sociales, distintas razas, es un disparador para ver que otros tienen condiciones diferentes a las nuestras pero que de igual modo podemos aceptarlos”, dice Viviana Fernández, la creadora de esta original “muestra no visual”. Si bien se trata de un espacio cultural para personas no videntes, a la vez sirve como herramienta concientizadora del modo de vida de quienes tienen esta discapacidad.

La muestra consiste en 6 pinturas táctiles y 14 cajas objeto con formas abstractas, “la idea es que no se busque algo figurativo, sino despertar la imaginación”, dice la artista plástica. A quienes asisten a la exposición se les cubren los ojos para que puedan disfrutar de las obras con su tacto.

“Se recurre a distintas formas y texturas que buscan estimular el hemisferio derecho del cerebro. En la escuela y en la sociedad en general hay una sobreestimulación del hemisferio izquierdo, con todo lo que es estructurado y lógico, pero el derecho es el intuitivo e imaginativo, el que puede ver más allá”, explica Fernández, que realizó la muestra luego de una larga investigación.

- ¿Cómo surgió la idea de realizar una muestra de estas características?
- Cuando yo era chica tenía en la familia a una abuela y tres tíos no videntes, y el miedo que generaba quedarse ciegos era muy importante. Eso quedó dentro mío, yo estudié plástica y escribí un libro (“La luz y la oscuridad”), pero siempre trabajando la no videncia desde una arista positiva, como algo que sirviera para que no tuviéramos tanto miedo. Comencé una investigación sobre lo que es el tacto y cómo nos incluye, porque nadie puede quedarse sin este sentido salvo que sufra una enfermedad muy grave. Con esto, decidí llevar a cabo una muestra que sea integradora, porque se concientiza sobre lo importante que es el tacto.

La artista señala que la primera presentación de la muestra fue en el instituto Helen Keller de Córdoba, “allí tomé noción de cómo realmente se puede incluir con esta propuesta”, dijo. Indicó que en aquella oportunidad la respuesta más grata llegó “no desde los chicos no videntes, sino en sus padres. Ellos nos preguntaban ¿por qué no nos enseñan lo que es ponernos en los zapatos del otro?”, aseguró Fernández.

La muestra, que está recorriendo diversas instituciones de la provincia,  va acompañada por música que, según la artista, intenta significar una comunicación trunca, entre una persona que habla y otra que no le contesta. “¿Cuántas veces nos pasa esto? Queremos comunicarnos pero no podemos llegar al otro”, sostiene Viviana Fernández.

De la investigación que realizó en el marco de la muestra, la artista plástica señala que en los primeros años de vida de las personas el tacto es fundamental. Indica que también lo es durante la adolescencia, pero que al alcanzar la adultez los otros sentidos adquieren más preponderancia.

“En los adultos el tacto queda en un estado inconsciente, solamente se lo tiene presente con el frío-calor, cuando hay algo muy suave o muy áspero, y en la intimidad”, dice y agrega: “Esto se debe a que no estamos conscientes de todos nuestros sentidos”.

Desde el Municipio

La visita de la obra de Fernández fue presentada como una iniciativa de las subsecretarías de Promoción Social y Cultura del Municipio. Gonzalo Parodi, responsable de la primera de estas áreas, consideró que la muestra “es una herramienta importante de inclusión social para aquellas personas con discapacidad visual, pero también está abierto a todo público que quiera vivenciar lo que propone la muestra”.

Señaló que con esta actividad se busca “integrar a todas las instituciones públicas y privadas, entendiendo a los jóvenes como agentes multiplicadores dentro de sus familias, y concientizar de los obstáculos que muchas veces se les presentan a las personas con discapacidad”.

Por su parte, Juan Pablo Casari, a cargo de Cultura, indicó que “normalmente se intenta trabajar la integración desde una vista social, económica y cultural”. Luego continuó: “Aquí se integra a partir de las discapacidades, pero se trata de una democratización de la cultura desde todos los sentidos, en este caso a partir de una muestra no visual”.

La obra continuará durante la jornada de hoy, desde las 9 a las 18 horas, con entrada gratuita y para todo público en el Viejo Mercado.