Tama駉 letra Reducir tama駉 de letra Agrandar tama駉 de letra Resetear Enviar Imprimir

Último momento

detalle de esta foto

16/01/2017 - clima y agro

R铆o Cuarto y otros 3 departamentos con lluvias iguales o menores a las hist贸ricas

Aparecen como la excepci贸n dentro de un panorama provincial signado por los excesos h铆dricos que este fin de semana volvieron a reavivarse por las intensas precipitaciones. El campo sufre la situaci贸n

Apenas un puñado de departamentos lograron escapar entre diciembre y el arranque de enero al exceso hídrico que sufre buena parte de la provincia y también de Santa Fe y Buenos Aires, las tres que integran el núcleo productivo rural más importante del país.

Con igual o menores lluvias que el promedio de los últimos 10 años aparecen Río Cuarto, Juárez Celman, Ischilín y Pocho. Los demás departamentos relevados por las estaciones meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Córdoba registraron un período de precipitaciones mucho más intenso que la media registrada desde 2007.

Si bien la primera quincena de diciembre se caracterizó por las escasas precipitaciones, después la situación cambió drásticamente en muchos puntos de la provincia.

“La falta de lluvias ocurrida durante los últimos meses del 2016 empezaba a notarse en el estado general de los cultivos, sin embargo hacia finales de diciembre se dieron sucesivas precipitaciones que lograron aplacar la situación, continuando esto durante los primeros días del nuevo año”, destacó el informe de la Bolsa.

El estudio advierte que “en varias localidades, sobre todo en las que son habituales las napas altas, la gran cantidad de milímetros caídos ocasionó nuevamente situaciones de anegamiento e inundaciones. Las zonas reportadas como más afectadas por esta situación son el noreste del departamento de San Justo, donde, por ejemplo, en Morteros las precipitaciones acumuladas desde los últimos días de diciembre y los primeros días de enero, ascienden a los 308 milímetros, seguida por las localidades de Altos de Chipión (273), Porteña (215) y Obispo Trejo (136)”, detalló la Bolsa.

Este escenario no sólo afecta la superficie agrícola, en donde existen zonas en las que hay un metro de agua, sino también a los establecimientos ganaderos, los cuales empiezan a tener problemas de reservas forrajeras y buscan llevar los animales a zonas más altas.

A su vez, algunos caminos se encuentran intransitables, lo cual no sólo afecta el manejo de los cultivos, sino también la logística de los tambos. “La superficie afectada, esto no quiere decir pérdida, va desde el 20 al 50%. El norte de Marcos Juárez y Unión, puntualmente al norte de la localidad de Bell Ville (Noetinger y Saira) y entre las localidades de General Baldissera e Isla Verde, donde también existen zonas afectadas por el exceso de lluvias, lo agrava la imposibilidad de absorción del suelo por presentar napas altas, un escenario que ya se dio durante la campaña pasada”, recuerda la Bolsa de Cereales.

En el departamento de Roque Sáenz Peña, las lluvias afectaron al 30% de la superficie, especialmente en aquellos cultivos de segunda, sembrados después de trigo o cebada.

Por cultivos, en el caso de la soja, el 53% del cultivo presenta un estado general muy bueno, 11 puntos por encima de lo estimado durante la segunda quincena de diciembre, mientras que el porcentaje regular se mantienen en el 8%. La mejoría en el estado general se debe, principalmente, a las lluvias de comienzo de enero.

Con respecto al maíz, los últimos episodios de lluvias mejoraron notablemente el estado de los lotes, posicionando al estado general en muy bueno y disminuyendo a la mitad la condición regular, en función de lo reportado durante la segunda quincena de diciembre, de acuerdo al estudio de la Bolsa.

Otra consecuencia de las lluvias fue la ocurrencia de la misma durante el período crítico de los maíces tempranos, es decir durante la etapa de floración femenina.