Tamaño letra Reducir tamaño de letra Agrandar tamaño de letra Resetear Enviar Imprimir

Último momento

detalle de esta foto

16/05/2017 - legislatura

Ley de Bosques: apuran reuniones regionales de debate antes de aprobarla

Pondrán en marcha encuentros en diferentes puntos de la provincia para intercambiar opiniones con los habitantes de las zonas bajo discusión. No hay plazos, pero creen que la campaña sería un obstáculo

Mientras el campo espera que pronto se trate la Ley de Bosques en la Unicameral, los legisladores aún ponen paños fríos sobre esa posibilidad y sólo aseguran que la intención es abrir una ronda de encuentros con la comunidad en al menos seis puntos estratégicos de la provincia para analizar la situación y las necesidades. Aunque admiten que hay un acercamiento y un trabajo más articulado entre distintos sectores políticos, especialmente los que conforman los bloques mayoritarios. Ayer, la izquierda volvió a cuestionar el procedimiento que se está llevando adelante y machacó con la idea de que en realidad se está en la previa a una liquidación de los bosques nativos.

Lo cierto es que ayer hubo una reunión de comisión en la Legislatura, que se demoró durante algunas horas, pero que terminó definiendo algunos ejes como el de realizar al menos seis encuentros en diferentes puntos de la provincia para abrir la discusión y sumar la opinión de los vecinos. A comienzos del día se había organizado una reunión con la coordinadora de Bosques Nativos y para la tarde se había pautado una entre todos los bloques.

“Advierto que hay un proceso participativo que comienza a avanzar a partir de la organización de los encuentros regionales y con la visita al territorio de representantes de distintos bloques políticos”, dijo a PUNTAL el legislador radical Carlos Alberto Ciprian, del departamento Totoral.

El dirigente destacó además que “hablamos de seis como mínimo, pero no habrá límites. Se harán las necesarias, las que requiera la gente”, admitió.
El acercamiento entre el oficialismo de Unión por Córdoba y Cambiemos comenzó a gestarse durante la visita del ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman. Desde ese momento la posibilidad de un acuerdo político para avanzar fue creciendo. Ayer Ciprian destacó: “Trabajamos sobre un protocolo que nos envió la Nación y sobre esa base tenemos que movernos. Hoy tenemos una ley que desde hace 22 meses está caduca y un mapa que nunca fue aceptado por la Nación. Es imperioso avanzar para lograr producciones sostenibles y un nuevo mapa de la provincia”, dijo el legislador de Totoral.

Ciprian resaltó también que “hoy hay un bache legal y mientras tanto el norte cordobés se está quemando químicamente”.

Sin embargo, a la hora de hablar de plazos no hay coincidencias entre los bloques mayoritarios. En el cierre de la semana pasada, el gobernador Schiaretti dejó en claro en Río Cuarto que “sin consenso no habrá nueva Ley de Bosques”. Se refería al acuerdo con Cambiemos. Y ratificó lo que viene repitiendo Unión por Córdoba desde diciembre cuando decidió retirar el tratamiento de la última sesión. El obstáculo político pueden ser las elecciones si todo el proceso se demora, admiten en la Unicameral.

“No deberíamos poner otro plazo que el que demande el proceso participativo”, insistió Ciprian. Mientras tanto, el oficialismo acordará internamente con el Ejecutivo la estrategia a seguir, de acuedo con lo que trascendió anoche de la Legislatura.

Críticas de la izquierda

Después del demorado inicio de la reunión en la que participaron, además de legisladores de los distintos bloques, representantes de Ambiente de la Provincia y la Coordinadora de Bosques Nativos (Codebona), los representantes de la izquierda cuestionaron las posiciones de los bloques mayoritarios.

“En las formas y en el fondo el PJ y sus aliados insisten con el proyecto masivamente rechazado. Vamos por el archivo y el proceso participativo vinculante”, adelantó el representante del Frente de Izquierda, Eduardo Salas.

Para el legislador del Partido Obrero, “una nueva reunión en la Legislatura por la Ley de Bosques terminó confirmando lo que el FIT viene sosteniendo: el oficialismo y parte de Cambiemos insisten con el proyecto que presentaron a fines del año pasado y que fue rechazado en las reuniones de las comisiones y con manifestaciones realmente multitudinarias. Esta es la base por la cual ni siquiera cumplieron con las promesas de poner en marcha el proceso participativo que indica la ley nacional. La razón es muy sencilla: no saben cómo disfrazar que están en juego entre 1.200.000 y 800 mil hectáreas que serían desafectadas de la prohibición de intervención económica”, afirmó Salas.

Por su parte, Ezequiel Peressini, también del Frente de Izquierda, aseguró que “el gobierno mostró que sus propuestas son sólo un simulacro de participación, ya que insisten en avanzar en discutir su proyecto de Ley saqueadora del Bosque Nativo y no convocan a la ‘Unidad Ejecutora’. La presencia del secretario de Ambiente fue únicamente para ratificar que las propuestas de la semana pasada fueron sólo ‘espejitos de colores’ para pintarse la cara ante el masivo reclamo popular, para distraer y avanzar en buscar el consenso legislativo que tarde o temprano aprobará su proyecto de entregar el ambiente a los empresarios agroganaderos y desarrollistas inmobiliarios”, vaticinó el legislador.