Tama駉 letra Reducir tama駉 de letra Agrandar tama駉 de letra Resetear Enviar Imprimir

Último momento

detalle de esta foto

16/05/2017 - Planta regional de basura en Huinca Renanc贸

Piden relevar a los encargados del predio antes que finalice el contrato

El intendente Oscar Saliba cuestion贸 a la conducci贸n de la cooperativa 鈥淓l Sure帽o鈥 por el estado del lugar. Dijo que este jueves se analizar谩 el tema en la reuni贸n de la Comunidad Regional General Roca

Huinca Renancó.- Luego del adelanto de fondos que decidieron realizar los municipios que conforman la Comunidad Regional del departamento General Roca a la cooperativa “El Sureño”, con el fin de resolver un conflicto salarial, el intendente de Huinca Renancó, Oscar Saliba, cuestionó el desempeño de los encargados del predio.

Si bien la planta se reactivó ayer, está previsto que los intendentes decidan el próximo jueves en una reunión del organismo cómo va seguir funcionando la planta en el futuro.

“Hay una cosa cierta: la finalidad por la cual se puso en marcha este proyecto de saneamiento no se está cumpliendo”, resumió el intendente Saliba, quien aseguró que tiene pruebas que sustentan su planteo.

Por otro lado, PUNTAL visitó ayer el predio y pudo corroborar la presencia de decenas de gigantes “caramelos” contenedores de basura depositados uno al lado de otro sin enterrar en un espacio contiguo a las instalaciones. Por lo que se pudo observar, queda poco espacio para seguir colocando estos paquetes que acumulan la basura que llega desde distintas localidades del departamento Roca.

Además, las inmediaciones del predio donde funcionaba el viejo basural municipal tampoco fueron saneadas, con lo cual un sector se encuentra con desperdicios.

“Esta planta funcionó bien al principio, pero el servicio no se está cumpliendo como corresponde. Lo que estamos viendo es que está deteriorada, no trabaja como corresponde y se está envasando cualquier cosa. No se hace la separación como corresponde, no hay un control de los empleados y hay mugre por todos lados”, lamentó Saliba. El mandatario huinquense indicó que hace tiempo plantea la situación en el seno de la Comunidad Regional.

“Soy consciente de que hay un contrato firmado hasta septiembre, pero vemos que cada vez hay más desidia. Ahora, tienen problemas con los empleados”, manifestó.

Y con respecto al rol que cumple la cooperativa que administra la planta, dijo: “Yo creo que no están cumpliendo con el servicio. Más allá del contrato, estamos hablando de elementos contaminantes y lo que están haciendo es contaminar y si no lo tratamos como corresponde, no estamos actuando bien ante la sociedad”.

Urgencia

Para Saliba, si se espera hasta septiembre para resolver la situación, la realidad de la planta de basura “se puede transformar en un caos”.

“Tengo actas firmadas por escribanos y ustedes lo han visto”, subrayó Saliba, al tiempo que consideró que se debe hacer con carácter de urgencia es resolver el problema y plantear cómo se va a operar el predio.

Cabe recordar que el Municipio huinquense presentó hace tiempo una alternativa para administrar la planta. “Con el tema de la contaminación del terreno hago un paréntesis porque desde el año 1999 eso fue un basurero a cielo abierto, que ya estaba contaminado. Pero tendría que haber disminuido la contaminación. Vemos que durante estos días, como no estaba operativa la planta, llegaron desde otros pueblos y tiraron la basura en el predio del basurero viejo y tampoco es lo que corresponde”, sostuvo.

Y señaló: “Vamos a plantear que esta gente se vaya y comenzar a operar la planta como corresponde”.

Saliba se refirió al administrador del predio, Lucas Panello, para resaltar que “nunca se hace responsable”.

“Hay diálogo, pero siempre terminamos discutiendo porque siempre hay posiciones encontradas. Discuto mucho porque estoy acá y la basura de las localidades viene a Huinca. Yo creo que tendrían que irse decorosamente, rescindir el contrato y ver cómo se sigue”, consideró.

El proyecto que alguna vez fuera presentado por las autoridades provinciales como “innovador” se gestaba y ponía en funcionamiento como solución a la existencia de basurales a cielo abierto altamente contaminantes.
 
El presente muestra que la realidad dista mucho de ser aquella solución buscada y el futuro es incierto, pero se teme que en este camino haya sido peor el remedio que la enfermedad.