Germán Gómez (37) recibió una pena de un año de prisión de ejecución condicional. Le asignan tareas comunitarias.
El acusado de despellejar vivo a un perro de nombre "Chocolate" que murió después de varios días de agonía, fue condenado este miércoles por la Justicia de San Francisco pero seguirá en libertad.

La Cámara Primera del Crimen dictó una pena de un año de ejecución condicional contra Germán Gómez (37). Por otra parte, al peluquero responsabilizado de violación de domicilio e infracción a la ley 14.346 por maltrato animal le asignaron tareas comunitarias a realizar en un municipio.

El hecho sucedió en enero del año pasado en un departamento de barrio La Milka, de San Francisco. En el juicio, Gómez reiteró su inocencia y cuestionó el accionar policial. Los fundamentos se darán a conocer el 13 de junio.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas