En segundos, reventaron la puerta y robaron en una farmacia céntrica - | puntal.com.ar
Los delincuentes se apoderaron de dinero y un monitor que encontraron sobre un mostrador del local comercial. El hecho ocurrió durante la madrugada de ayer en Alvear al 1200. Buscan a los autores
Una farmacia céntrica fue escenario de un robo bajo una modalidad que en los últimos meses ha sido reiterada en distintos comercios.

Los asaltantes utilizan pocos segundos para llevarse lo que encuentran a mano, después de forzar puertas de vidrio o de romper alguna vidriera.

El caso reciente sucedió en Alvear al 1200 durante la madrugada de ayer. La Policía reveló que tomaron conocimiento del hecho minutos antes de las 4.30.

Del lugar se llevaron dinero y un monitor que estaba sobre el mostrador, confirmaron las fuentes.

El ilícito fue cometido en una sucursal de Farmacias del Sud. El encargado advirtió al 101 que encontraron dañado uno de los vidrios y que habían ingresado para robarles, describieron ayer los voceros policiales.

Según trascendió, los delincuentes retiraron un monitor de computadora que estaba sobre el mostrador de la farmacia y una suma de dinero cercana a los dos mil pesos que había quedado en la caja.

Investigación

Personal de la División Investigaciones estuvo abocado el domingo en distintas averiguaciones para establecer quiénes son los autores del ilícito.

No obstante, anoche no se habían producido detenciones y continuaba la tarea investigativa, señalaron desde la Policía.

Entre los elementos analizados para intentar esclarecer el caso, recurrían a imágenes de cámaras de seguridad de la misma farmacia y de locales de la zona. Con ese material confiaban en poder individualizar a los malvivientes y determinar en qué se movían.

Aunque evitaron brindarse detalles, sospechan que los ladrones se movilizaban en una moto.

Una modalidad repetida

La modalidad empleada para cometer el robo en la farmacia ha sido repetida en los últimos meses en distintos comercios, muchos de ellos del centro de la ciudad.

En escasos segundos, los delincuentes violentan las puertas de vidrio o rompen alguna vidriera y se llevan lo que encuentran al alcance de la mano.

Actúan con tanta rapidez que, aun activándose los sistemas de alarmas, disponen del tiempo necesario para escaparse de la zona sin ser descubiertos.

Mientras que utilizando cascos o alguna capucha intentan cubrir sus rostros para evitar quedar expuestos ante las cámaras.

Uno de los últimos casos ocurrió a comienzos de este mes, en el microcentro de la ciudad. El lunes 6 de agosto en el local de Rossetti Fútbol, en Rivadavia al 30, delincuentes abrieron la puerta a patadas para robarse 24 mil pesos.

El hecho fue registrado por las cámaras de vigilancia, pero aun así todavía no lograron dar con los ladrones. Lo mismo sucedió en otras tiendas del sector.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas