La joven de 17 años habría sido asesinada por su primo, luego de ir a bailar a Rancul. La autopsia determinó que la víctima fue estrangulada y no presentaba signos de abuso sexual
Los habitantes de Huinca Renancó no salen del estupor por el femicidio de Karina Abba. Muestras de intenso dolor se registraron durante la mañana de ayer en el velatorio, responso y sepultura de la joven de 17 años que habría sido asesinada por su primo, luego de ir a bailar a un boliche de la localidad pampeana de Rancul.

Karina, madre de un nene de dos años, fue encontrada sin vida en un predio rural cercano a Villa Huidobro y por el hecho se encuentra detenido Mario Omar Ruiz Díaz, que tras su detención fue trasladado al complejo carcelario de Bouwer.

El caso de Karina es uno de los hechos más graves ocurridos en la ciudad de Huinca Renancó y su región.

En medio del intenso dolor, un numeroso grupo de familiares, amigos y vecinos acompañaron a la joven hasta el cementerio local, luego del responso que realizó el padre Walter Moyano, en la iglesia local.  

Ruiz Díaz, de 39 años, fue imputado del delito de homicidio criminis causae y sería indagado mañana por el fiscal Marcelo Saragusti. 

Alrededor de 300 personas participaron el martes a la noche de una movilización por las calles de Huinca Renancó, reclamando que el caso se caratule como femicidio.

Celeste y Cecilia, hermanas de la víctima, participaron de la concentración. En medio del dolor, señalaron que el supuesto asesino se había acercado a la familia de ellas mientras buscaban a la joven de 17 años.



Informe



La autopsia realizada a la joven por el forense Martín Subirachs determinó que la joven murió por estrangulamiento y no se detectó un abuso sexual consumado, aunque la Justicia cree que el intento de abuso podría haber sido el móvil del brutal hecho.

En el marco de la investigación, la Justicia cuenta con los registros fílmicos que ubican a Karina con su primo tanto en Rancul como en Huinca Renancó.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas