El sospechoso de un ilícito en Huinca Renancó se habría olvidado la mascota en el lugar del hecho.
Los policías de Huinca Renancó contaron con un colaborador impensado para llegar a los elementos robados a una vecina del barrio IPV Norte: el perro del supuesto ladrón.

Elsa Quiroga constató ayer a la mañana que desconocidos habían ingresado a un galpón suyo y le sustrajeron distintas pertenencias.

Sorprendió a los efectivos la presencia de un perro ajeno a la damnificada. La idea de los uniformados dio resultado. Lo dejaron salir y le siguieron los rastros hasta que ingresó en una casa en pasaje Esquiú, a pocos metros del lugar del robo.

A las 11 consiguieron una orden de allanamiento, logrando secuestrar en el domicilio de la mascota la totalidad de los elementos robados.

En el lugar detuvieron a un joven de 23 años, al que además le imputan robos denunciados en las últimas semanas en la misma ciudad.

Creen que el sospechoso fue a cometer el robo sin darse cuenta de que el fiel amigo lo acompañaba, y al escapar lo dejó encerrado en el galpón.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas