· · Crédito:
Asesinó a dos jóvenes en el Paseo Irala la tarde del 11 de octubre de 2016. La defensa intentó que se lo declarara inimputable. Los familiares y amigos de las víctimas festejaron con aplausos y llanto la decisión de los jueces
El Tribunal Oral en lo Criminal N° 22 condenó ayer a prisión perpetua al veterinario Mariano Alejandro Bonetto -oriundo de Laborde-, quien estaba imputado por los asesinatos de Nuria Belén Couto y Natalia Grebenshchikova, ocurridos el 11 de octubre de 2016 en la Plaza Irala, del barrio porteño de La Boca.

El veredicto fue dado a conocer ayer por la tarde en los Tribunales de Comodoro Py, luego de que las querellas que representan a ambas jóvenes reclamaran en sus alegatos la pena de prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado por alevosía", en tanto que el fiscal del caso, Marcelo Martínez Burgos, había solicitado la pena de 30 años por "homicidio simple".

Un rato antes de conocerse el veredicto, el acusado rehusó dar sus últimas palabras ante la pregunta de la presidenta del Tribunal, Patricia Cusmanich.

En el fallo, la disidencia fue precisamente de la jueza Cusmanich, en tanto que por la condena votaron sus dos colegas, los jueces Gabriel Nardiello y Sergio Paduksak.

Los argumentos del fallo se darán a conocer dentro de cinco días y luego de esto corre el plazo para que la defensa pueda apelar.

Bonetto había estudiado la carrera de médico veterinario en la Universidad Nacional de Río Cuarto.

El juicio se desarrolló en la denominada sala Amia de Comodoro Py, ubicada en el subsuelo de los Tribunales, que fue colmada por familiares y amigos de ambas víctimas, quienes festejaron con aplausos, abrazos y llanto la decisión de los jueces.

La defensa de Bonetto, que permanece alojado en el pabellón neuropsiquiátrico de la cárcel de Ezeiza, intentó que se lo declarara inimputable.

El joven veterinario vivía como un linyera en Buenos Aires y el día del hecho -armado con un cuchillo- se acercó en primer lugar a la joven Couto, quien tocaba la guitarra junto a un amigo, y tras entablar una conversación con ellos, le aplicó varias cuchilladas a la joven.

Luego intentó herir al amigo de la chica, pero no lo logró. 

Entonces escapó y en el camino atacó a la adolescente rusa, que paseaba por la zona y que murió luego de tres días de agonía.

Tras el hecho, el asesino fue interceptado por transeúntes que lo golpearon y hasta le hundieron su puñal en la cabeza y fue entregado a la Policía.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas