El robo ocurrió en la madrugada de este martes. En un amplio rastrillaje, la Policía recuperó lo sustraído.
Alrededor de las 3.30 horas de la madrugada de este martes, autores desconocidos ingresaron a una Iglesia Evangélica ubicada en calle Sánchez de Loria al 1000 de Barrio Obrero y sustrajeron un bajo, un teclado, un micrófono y una consola de sonido.

 Tras tomar conocimiento del hecho, personal policial habló con los vecinos del sector con el fin de avanzar en la investigación de lo sucedido y luego, realizó un amplio rastrillaje.

Finalmente, encontró los elementos sustraídos en un techo de un jardín maternal municipal, ubicado en cercanías de la Iglesia Evangélica.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas