· · Crédito:
Los intendentes cuestionaron a la firma estatal por ineficiencia. Indicaron que si hay intención de bajar el precio para la gente primero debería intervenirse sobre la empresa en vez de golpear a los municipios.
El radicalismo puso, en el primer día de debate en el Encuentro que está realizando en Villa Giardino, el costo Epec en la mira. Con un informe de los intendentes, que están protestando por la decisión del Ersep de impedirles cobrar tasas municipales a través de la factura eléctrica, se expuso el planteo de que se avanza en una desfinanciación de los municipios mientras se evita analizar la raíz del problema y que sería, según esta visión, el desmanejo y la ineficiencia de la empresa estatal.

“Desde el gobierno de Córdoba quieren desfinanciar a los municipios; yo voy a dar pelea por los fondos porque son de los vecinos de Córdoba. Voy a iniciar un reclamo administrativo”, anunció Ramón Mestre, intendente de la capital provincial, desde el estrado.

Mestre fue el encargado de dar el informe técnico. Entre los asistentes, que según la UCR llega a unas 1.200 personas, estaban Mario Negri, diputado nacional y competidor del intendente cordobés en la interna por la candidatura a la gobernación, y gran parte de los dirigentes de relevancia que tiene el radicalismo en Córdoba.

Hoy terminará el plenario y se espera que se dé a conocer un documento en el que, entre otros aspectos, la UCR reclamaría para sí la candidatura a gobernador para 2019.

El primer día estuvo protagonizado por los intendentes, que vienen reclamando públicamente porque, según señalan, la disposición del Ersep los afectará de manera directa. Es que el ente de control ya no permite que en las facturas de Epec se incluya ningún otro concepto que no tenga relación directa con la tarifa y el consumo eléctricos. 

El argumento central de los intendentes radicales es que el planteo del oficialismo es engañoso porque traslada la responsabilidad de las altas tarifas cordobesas a los intendentes y a las cooperativas.

“El presidente Macri hizo que todas las provincias paguen lo mismo por el kilovatio. De cada 100 pesos que aparecen en una factura de Epec, solamente 13 corresponden a la compra de energía, 37 van en impuestos de todo tipo, incluidas las tasas municipales, y 50 pesos corresponden a la empresa provincial. Si el gobierno pretende bajar la luz, debe intervenir sobre Epec, no sobre los municipios y las cooperativas”, manifestó Luis Poloni, jefe comunal de Chucul.

Además, los intendentes cuestionaron la desinversión en Epec que, según dijeron, deriva en enormes pérdidas de energía en el transporte. La causa central de esa situación sería la infraestructura obsoleta de la empresa energética estatal.

“No ha habido grandes inversiones en los últimos años. Además, Epec no ha presentado balances y ni siquiera se discuten sus costos. Hay que ver los números de la empresa. A fin de año discutían un bono de 200 mil pesos por persona, una cifra increíble”,  señaló Poloni. Es decir, la UCR apuntó a uno de los privilegios que más rechazo generan entre la población.

Una decisión que tomaron los intendentes radicales es tratar de delinear una estrategia conjunta con las cooperativas, que tampoco podrán incluir cobros de servicios en las facturas de la luz, para hacer una protesta conjunta. Las organizaciones que nuclean a las cooperativas marcharán en Córdoba (ver página 21). 

Además de la medida del Ersep, el radicalismo analizó el esquema de coparticipación y el reparto de fondos que está haciendo la Provincia a partir del Consenso Fiscal que se firmó con el gobierno nacional.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas