Se lograron precios ligeramente por encima del mercado, con uno que se “escapó”: $ 122 mil por la gran campeona pura de pedigree. La muestra fue visitada por 157 mil personas en los cinco días
La 84ª Exposición Nacional Ganadera, Industrial, Comercial y de Servicios de Río Cuarto cerró ayer sus puertas con unas 100 mil personas en el predio, ya que desde la organización se informó que a partir  del día miércoles habían visitado la muestra 157 mil personas.

Se recordó, al mismo tiempo, que en esta exposición -considerada como una de las más importantes del interior del país- hay mucha gente con entrada libre y gratuita: los jubilados y pensionados, los menores de hasta 10 años de edad, los estudiantes primarios y universitarios, y los discapacitados.

Lo cierto es que el predio se veía desbordado de público desde el mediodía de ayer, y que buena parte de ese público se quedó en las tribunas de la pista central para observar el remate, que es todo un espectáculo visual.





El remate

Las ventas, que estuvieron a cargo de las firmas consignatarias Talano Hnos.; Testa, Lelli, Liaudat; Feriálvarez y Bressán y Cía., se fueron desarrollando con cierta lentidud, ya que hubieran hecho falta por lo menos cuatro personas extra.

La subasta comenzó con el gran campeón macho Angus, de Agroservicios Latisana, que fue adquirido por la sociedad integrada por el Centro de Inseminación La Negrita, la cabaña “Yanice” y el productor y dirigente ruralista Raúl Moyetta. Luego de una ligera disputa, la oferta de $ 100 mil selló la operación en beneficio de los tres asociados.

Dos de ellos, Yanicé y el Centro de Inseminación Artificial La Negrita, compraron al rato a la gran campeona Angus pura de pedigree, expuesta por Rumencó SA, en nada menos que $ 122 mil.

Entre otros precios se destacaron los 105 mil y los 100 mil que se pagaron por dos toros del segundo mejor trío. Un segundo premio de Otero se vendió en 90 mil pesos.

En los toros puros controlados hubo valores relativamente más importantes que los de pedigree, como los 88 mil pesos que Favio Ciancia pagó por el mejor toro puro controlado.

Mientras algunos consideraban lógicos estos valores, que son similares a los del mercado, se advirtió que los precios en pesos son los mismos del año pasado, pero con un peso sumamente devaluado.

TEMAS: rural-2018
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas