Las claves para la recuperación de los suelos, después de ciclos de inundaciones y sequía. En una nueva edición de PUNTAL Tranquera Abierta Digital, el ingeniero agrónomo José Roberto Marcelino analizó esa situación.
Al participar de una nueva edición de PUNTAL Tranquera Abierta Digital, el ingeniero agrónomo José Roberto Marcelino, docente universitario, ex jefe del INTA Río Cuarto y gran divulgador de los temas del campo en FM Universidad, alertó sobre la necesidad de recuperar los suelos salinos de la región, que son el principal saldo de la secuencia sequía extrema (hace 7 años), inundaciones y ahora nueva sequía.

“Cuando se empieza a dar esta alternancia estamos ante el primer indicador de desertificación, que no significa que estemos en el Sahara, en un páramo, sino que los suelos empiezan a perder sus cualidades naturales”, precisó Marcelino, en diálogo con los conductores de TRANQUERA ABIERTA DIGITAL, el periodista Jorge Vicario y el doctor Carlos Peñafort, coordinador técnico de AACREA Zona Centro y docente de la UNRC.

Marcelino recordó que al sur de la ruta 11 hay un millón de hectáreas con bajos salinos sódicos que pueden ser recuperados para la producción ganadera e hizo una demostración gráfica de un proceso de forestación que está llevando a cabo en su campo en la zona de Bengolea – Olaeta, con estacas un clon de Sauce producidas en el INTA 25 de Mayo.

“Estaría bueno que hubiera estaqueros de este tipo de clones en la zona de Río Cuarto, porque el del INTA no tiene la producción ni la gente suficiente para la cantidad de estacas que harían falta”, afirmó Marcelino, para destacar las bondades de este árbol para distribuir con sus raíces la sal sódica que se acumula en los suelos luego de una inundación y una sequía.

Aclaró también que este tipo de plantaciones están previstas en la nueva ley de forestación de la provincia, como así también en la ley de promoción nacional.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas