Se trata de una demanda de $ 6 millones por cheques librados por la anterior gestión, que luego denunció como robados. El intendente Jaime dijo que la situación es gravísima: “Tendremos que poner un candado  y cerrar”
“Da la sensación de que hubo una organización totalmente decidida a perjudicar a la Municipalidad y a la comunidad de Ucacha. De otra forma no se explica; ni por ineptitud ni por desidia”, manifestó el intendente Héctor Jaime, quien, en poco más de 3 años de gestión, debió afrontar una difícil situación financiera municipal y que hoy, con un nuevo juicio por $ 6 millones, pone a las puertas de “cerrar el Municipio” por no tener cómo funcionar.

En los últimos días un fallo de los Tribunales de La Carlota determinó que el Municipio deberá pagar un juicio por $ 6 millones  a una financiera por cheques impagos y librados por el anterior intendente Javier Paulucci. Tras la investigación, la Justicia además entendió que hubo intención de “entorpecimiento” al haber denunciado como robados y tres meses después dichos cheques que, según se pudo comprobar por pericia caligráfica, fueron firmados por el exintendente.

En diálogo con Puntal, el actual mandatario manifestó su malestar y preocupación por este nuevo golpe a las endebles arcas municipales cuyos recursos apenas alcanzan para prestar servicios básicos.

“Somos una comunidad de 6.000 habitantes, y vamos a tener que pagar $ 1 millón por cada mil habitantes, según la sentencia de la Justicia. Espero que no nos quieran cobrar todo junto porque vamos a tener que poner un candado a la puerta de la Municipalidad y cerrarla por un tiempo hasta que juntemos la plata”, señaló el mandatario para graficar de esta manera la gravedad del hecho. El juicio en cuestión refiere al reclamo de una financiera por unos cheques que recibió de la Municipalidad y nunca pudo cobrar. Pero más grave aún dichos documentos habían sido denunciados como robados por el entonces intendente Paulucci.

El intendente Jaime detalló que “en este caso opera una empresa que estuvo ligada a la Municipalidad, WSK, que fue la que construyó el predio de residuos sólidos urbanos. Esa misma empresa se hace de unos cheques que le entrega el Municipio y los cambia en una financiera de Buenos Aires”. El intendente Jaime calificó esta maniobra como “temeraria” y señaló al exmandatario de Ucacha como responsable. 

“(Paulucci) se dio cuenta tres meses después de que le faltaban la agenda y los cheques y los dio por perdido. Por supuesto que la investigación determinó que no fue así”, precisó. 

El actual intendente dijo que es de suma gravedad la situación, por cuanto ya su gestión viene asumiendo otras serie de deudas “heredadas”.

Y antes también. A poco de jurar como intendente debió ponerse al frente para resolver un conflicto municipal por la demora en el pago de sueldos a los trabajadores, que por semanas acamparon frente a la sede comunal.

“No sólo estamos prestando los servicios básicos, con lo poco que tenemos, sino además nos hemos hecho cargo de una deuda de $ 12 millones por distintas cuestiones, como Correo Argentino, juicios por reincorporación de personal despedido, deuda con ART, entre otras tantas cosas”, detalló Jaime.

El mandatario ucachense dijo además que quien hoy es su secretario de Gobierno se desempeñaba como concejal en la anterior gestión y había advertido de la difícil situación y de las irregularidades que se venían cometiendo en el Municipio: “Sin embargo nunca fue oído. Ahora estamos pagando las consecuencias”, sentenció.

En vista de la situación y sin recursos, el intendente viajaba hoy a Córdoba para gestionar ante el secretario de Asuntos Municipales algún tipo de auxilio financiero de la Provincia. En tanto, el viernes se reunirá con Mario Negri para pedir que interceda y conseguir ayuda a nivel nacional.



Denuncia penal



En este marco de crisis, y a las puertas de la bancarrota, también el intendente Jaime anunció que harán una denuncia penal contra el exintendente, su secretario, presidente del Concejo y tribunos de Cuentas, por cuanto consideró que hay elementos suficientes que comprueban que hubo animosidad para dañar al Municipio y que hoy las consecuencias las paga todo el pueblo.

“Estamos metidos en un brete, pero vamos a tratar de dar una solución”, aseguró Héctor Jaime.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas