Eric cumplió su meta: unió La Quiaca con Ushuaia en bicicleta - | puntal.com.ar
El moldense comenzó la aventura de recorrer la ruta 40, la más larga de la Argentina, hace 10 años. El martes cumplió su desafío al llegar al kilómetro 0 de este trazado
Cansado, pero feliz de haber cumplido aquel desafío que comenzó hace 10 años, Eric Preidikman, el moldense que en bici recorrió la ruta 40, llegó  el martes al kilómetro 0, que marca el inicio del trazado más largo de la Argentina.

Fueron 5.080 kilómetros recorridos en 8 etapas, con el solo objetivo de cumplir un desafío personal que se trazó Eric: unir La Quiaca con Ushuaia en bicicleta. No hubo más aspiraciones, sólo proponérselo y cumplirlo. Y el resultado no sólo fue la satisfacción de llegar al final, sino además volver en cada viaje con la mochila cargada de experiencias vividas con ocasionales viajeros o habitantes que le abrieron las puertas de sus casas para descansar o compartir un mate.

Ayer Eric estaba en Río Gallegos, preparando a su fiel compañera -su bicicleta- para enviarla en colectivo con destino a Río Cuarto y conseguir un pasaje que lo traiga de regreso y  lo más pronto posible hacia Coronel Moldes, donde su familia, amigos y la ciudad toda lo esperan.

En diálogo con Puntal, el moldense relató cómo fue la vivencia de ésta, la última etapa de su gran sueño, aquel que nació una década atrás.

“La verdades que la viví con mucha ansiedad, sabiendo que estaba tan cerca de llegar. Después de haber recorrido 10 provincias y faltándome sólo una, la ansiedad te va jugando en contra. Aparte este último tramo es muy inhóspito, son muchos kilómetros sin nada a la vista”, detalla.

Desde Perito Moreno, en la provincia de Santa Cruz, partió y fueron 18 días de recorridos hasta llegar el pasado martes a Cabo Vírgenes, y allí la foto que retrató el momento. En el cartel que marca el kilómetro 0 (cero) de la ruta 40, Eric puso fin a su travesía.

“Pude completar mi meta personal, aunque nunca supe si iba a lograrlo. Cada vez que terminaba un tramo, me replanteaba y pensaba ´hasta acá llegué´, pero me subía al colectivo de regreso a casa y agarraba el mapa para marcar el próximo tramo”, admite Eric.



Espíritu aventurero



“Para hacer este viaje hay tres cosas que son fundamentales: estar preparado, tener ganas y estar medio loco. Yo cumplo las tres funciones, pero al revés, estoy más loco, tengo muchas ganas y estoy medianamente preparado”, decía Eric en una entrevista concedida a Puntal en 2015, cuando recién había recorrido la mitad del camino. 

Su esposa e hijos acompañaron esta travesía o “locura”, tal como lo definió su propio protagonista. “Yo salgo tranquilo, porque sé que ellos quedan bien, en el campo y en sus cosas. Ellos acompañan, están siempre”.

Ya cerrando el ciclo de esta aventura, reflexiona: “Lo que más me queda de todo esto son las experiencias vividas en el camino, la gente que conocí, lo compartido”. Y a modo de ejemplo señala que este martes, tras llegar a Cabo Vírgenes, se cruzó con una familia que en camioneta recorría la zona. “Me llevaron a conocer la pingüinera más grande del mundo. Después me trajeron hasta Río Gallegos. Anoche (por el martes), me llamaron para saber cómo estaba y me invitaron a ir a su casa a charlar y a tomar unos mates”, agrega.

“Recorrer todos estos kilómetros significó mucho esfuerzo, pero bueno, es una satisfacción”, agrega. Siempre con la misma bicicleta recorrió las 10 provincias por las que atraviesa la ruta 40. Los paisajes pasaron desde el colorido hasta la monotonía propia de tierras casi desiertas. 

Aunque con sus raíces bien plantadas en Coronel Moldes, la ciudad donde nació y eligió para formar sus familia, Eric siempre tuvo espíritu de trotamundos.

Siendo muy joven y soltero recorrió gran parte de Sudamérica y el Amazonas. Viajar es su mejor plan de vacaciones, sea solo o en familia. 

Consultado Eric si el mapa que lo acompaña ya tiene trazada una nueva aventura, admite que por el momento no hay nada concreto, pero tampoco lo descarta. Su meta inmediata ahora es volver a Coronel Moldes y reunirse con su familia y amigos en el campo. 

“Voy a ver si consigo pasaje para hoy (miércoles), si no el viernes ya estaré por allá”, promete Eric. 



Patricia Rossia.  Redacción Puntal

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas