· · Crédito: Puntal.com.ar
En el marco de los actos por el Día del Maestro, reconocieron la trayectoria de tres docentes.
Una emotiva despedida recibieron en la tarde de ayer tres docentes de la escuela Emilio F. Olmos, de General Cabrera, en el marco del Día del Maestro y con motivo de que este año acceden al beneficio de la jubilación. 

Miriam Rosso, Alicia Cismondi y Ana María Pérez recibieron el afecto de todos los alumnos del turno tarde de la escuela en el final del acto. "Me jubilo, pero volvería a elegir ser maestra de escuela primaria", dijo Pérez en el discurso de agradecimiento.

“Es un conjunto de emociones encontradas que te ponen la ‘piel de gallina’. Por ejemplo, ir por la calle y encontrar gente de más de 40 años que te dice: ‘¿Se acuerda que fue mi maestra?’".

Pérez resaltó el sinnúmero de anécdotas y vivencias que le dejó su profesión en los inicios, cuando se desempeñó como docente en una escuela marginal de Mendoza.

“Para poder dar clases me tenía que tomar dos colectivos. Los alumnos eran grandes -hasta 16 años tenían algunos- y, si bien no fue fácil, la experiencia me dejó un montón de cosas lindas", resaltó.

Y agregó: “Tengo muchas anécdotas, como la de los chicos esperándome para el Día del Maestro. Yo llegaba apurada por entrar al grado y ellos no me dejaban entrar; era porque ellos habían acomodado toda el aula, con regalos, con flores, con toda la decoración para mí. Fue una emoción muy grande, algo que no esperaba, porque en esa época trabajaba en Mendoza en una escuela muy humilde y tener ese regalo de los chicos para mí me había emocionado mucho”.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas