La Policía y la Fiscalía con asiento en Huinca Renancó debieron intervenir ante la situación de tensión que se generó entre los transportistas
Un clima de tensión se generó ayer entre camioneros de la zona de Italó y transportistas foráneos que se disponían a cargar cereal en un campo cercano a la localidad del sur cordobés. El conflicto giró en torno a los valores de las tarifas.

Integrantes del Centro de Camioneros de Huinca Renancó fueron a prestar apoyo al mismo grupo pero de Italó, mientras que autoridades policiales y de la Fiscalía con asiento en Huinca intermediaron para que la situación no pasara a mayores y se pudiera resolver a través del diálogo.

“Es un productor que quiere cargar con camiones que no son de la zona y con una tarifa muy baja, son 11 camiones. Es una problemática de todos los centros. No hay ningún inconveniente con los camioneros pero no los vamos a dejar cargar y se tendrán que pegar la vuelta”, dijo Claudio Bossio, presidente de la entidad que agrupa a los transportistas de Italó.

Por su parte, en diálogo con Puntal, el comisario Cristian Murialdo -quien se encontraba en la zona para asegurar que no se produzcan incidentes entre las partes- confirmó que se logró establecer un acuerdo pacífico entre las partes para dialogar.

Los camiones foráneos que permanecían estacionados en el ingreso a un campo se disponían a cargar cereal en un predio rural, cuando fueron interceptados por los transportistas de Italó y zona, en el marco de un reclamo por priorizar las fuentes laborales de la región y que se respeten las tarifas estipuladas.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas