· · Crédito:
Como ya lo había realizado en comunicados previos, desde la agrupación se refirieron a la criminalización de la protesta y a la necesidad de dar respuesta a los reclamos de pueblos originarios
A partir de un comunicado, Amnistía Internacional manifestó nuevamente su preocupación por la situación de los derechos humanos en Argentina y solicitó al presidente Mauricio Macri que defina acciones urgentes sobre cuestiones clave como el desarrollo económico. 

“Con Argentina en el centro de atención mundial, ya que este año ocupa la presidencia del G20, su gobierno debe comprometerse a enfrentar los desafíos de los derechos humanos y desempeñar un papel de liderazgo para abordar otros asuntos clave a nivel regional y global”, indicaron desde la ONG a partir de lo que expresó su secretario general, Salil Shetty, en su visita al país.

En una reunión con el presidente Mauricio Macri y otros miembros de su gabinete, Salil Shetty discutió los puntos de vista de la organización sobre los desafíos y oportunidades con respecto al contexto de derechos humanos en el país y el papel clave que juega Argentina en relación con otras cuestiones regionales y globales.

El referente de Amnistía Internacional se refirió a la situación de inmigrantes en Argentina e hizo hincapié en el debate por el aborto que se desarrolla en el Congreso de la Nación. “Medio millón de mujeres se someten a abortos cada año en el país y más de tres mil mujeres argentinas han pagado con sus vidas por la criminalización del aborto”, precisaron desde la ONG, y agregaron: “La opinión pública es cada vez más clara: en una encuesta reciente realizada para Amnistía Internacional, el 59% de las personas entrevistadas estaban a favor de la despenalización del aborto”.

Según el secretario general, “en la era de #NiUnaMenos, #MeToo y el gran impulso para los derechos de las mujeres en todo el mundo, pero también en un momento en que los derechos de las mujeres están siendo atacados en las Américas, Argentina podría enviar una señal poderosa al dar el paso histórico de despenalizar el aborto, dando un ejemplo importante a sus vecinos y alineando al país con algunos de sus socios económicos importantes en otras partes del mundo”.

Pueblos originarios

Por otra parte, desde Amnistía Internacional solicitaron a Macri que aborde los problemas urgentes de derechos humanos, incluidos los de los pueblos originarios, con relación a la preocupación por el impacto potencial del rápido crecimiento de la minería de litio en sus medios de subsistencia, su suministro de agua y el medioambiente. 

“Argentina está obligada a buscar el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades indígenas”, afirmaron desde la ONG, en tanto que añadieron que debe hacerlo “no sólo para cumplir sus obligaciones, sino porque se trata de respetar a las personas que tienen un reclamo histórico de sus territorios y una sabiduría ancestral acerca de la explotación sustentable de la tierra”.

Finalmente, Salil Shetty transmitió su preocupación por las señales alarmantes sobre el derecho a la protesta y a la libertad de expresión en Argentina. “La acción policial de mano dura en las protestas, incluidas las detenciones arbitrarias y el uso excesivo de la fuerza, ha ido en aumento como resultado de la priorización de temas de seguridad”, detallaron desde Amnistía Internacional y consideraron que “mientras el Gobierno ha hablado sobre la importancia del diálogo con la sociedad civil, muchos defensores de los derechos humanos y organizaciones no gubernamentales están denunciando una creciente estigmatización y campañas de desprestigio”.

“En un momento en que muchos gobiernos justifican retrocesos en las libertades cívicas en nombre de la seguridad, Argentina debe demostrar a la región y al mundo entero cómo encontrar el equilibrio adecuado entre proteger los derechos de su población en su conjunto y respetar plenamente el derecho a la protesta pacífica”, dijo el secretario general.

TEMAS: pobreza
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas