Lo manifestó Antonio Caló, secretario general de la UOM, quien visitó este jueves la ciudad. Destacó que los trabajadores metalúrgicos están “mal” y anticipó que si no se revierte la situación, convocarán a otro paro.
En la mañana de este jueves, arribó a nuestra ciudad Antonio Caló, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), oportunidad en la cual brindó una conferencia de prensa y habló con los medios locales.

El sindicalista analizó la situación actual del país, se refirió al acuerdo con el FMI y apuntó contra el gobierno por la crisis social.

Caló le criticó al gobierno de Macri que “no camina la calle”, al mismo tiempo que destacó que “es triste” la situación de pobreza que se vive en la actualidad. “Nos manejamos mucho con las redes sociales, los drones y no se camina la calle”, dijo Caló apuntando contra el gobierno. Y añadió: “En Buenos Aires en las iglesias cada vez más gente pide mate cocido, cada vez más chicos van a comer en los comedores; en Capital Federal cada vez más gente duerme en la calle”.

“Si recorrés la noche, no vas a ver en ninguna cuadra que no haya una persona durmiendo. Eso es triste, hace mucho tiempo que no lo veía, hace 70 años que vivo en la Capital Federal”, expresó Antonio Caló.  

En ese marco, el titular de la UOM subrayó que los trabajadores metalúrgicos se encuentran atravesando “situaciones muy difíciles”, al mismo tiempo que anticipó que se vendrán momentos “aún más difíciles”: “los trabajadores metalúrgicos estamos mal; estamos atravesando situaciones muy difíciles y vamos a seguir atravesando situaciones más difíciles todavía”, manifestó Caló. “Todavía lo más crítico no se vio”, enfatizó el sindicalista.

Caló precisó que en dos meses despidieron a cuatro mil trabajadores metalúrgicos y suspendieron a otros tres mil.

Al mismo tiempo, el titular de la UOM arrojó la siguiente cifra: “desde 2015 a la fecha tuvimos 30 mil despidos y estos últimos meses se ha agravado”.

Caló le pidió al gobierno que reflexione sobre las políticas que lleva adelante y dijo: “muchos compañeros que lo han votado a este gobierno esperanzados de que iba a hacer un cambio, se están quedando sin trabajo”.

“El compañero Macri, como yo le digo cariñosamente a nuestro presidente, decía que tenía el mejor equipo económico y nos fuimos al descenso, a Primera B”, manifestó Caló haciendo una analogía con el fútbol.

Sostuvo además, que no ve que el gobierno tenga plan b ante la situación que se está viviendo y habló de “errores” y no intencionalidades: “Hace lo que puede, a ningún gobierno quiere que al país le vaya mal, tuvo planes y no le salieron”, dijo y agregó: “son errores políticos, nadie hace las cosas intencionalmente”.

En la conferencia de prensa, el sindicalista se refirió también al acuerdo con el FMI y consideró que “es ir al ajuste, endeudarse en 50 mil millones de dólares”. “Cuando pedís un préstamo, perdés autonomía”, dijo Caló. Y remató: “Con la venida del fondo, empeoramos la situación”.

El titular de la UOM también se refirió al aumento de precios, la falta de control de los mismos, el dólar y los sueldos: “Todo aumentó y no tiene control. Está todo dolarizado y lo que no está dolarizado son los sueldos; nosotros ganábamos en un mes mil dólares y en un mes bajó a 500 dólares”.

Al responder sobre el rol de los sindicatos, Caló subrayó que defenderán los derechos de los trabajadores y destacó que trabajarán para que el actual gobierno “no gane nuevamente”: “nos vamos a poner a trabajar para que este gobierno no gane nuevamente”, dijo.

Medida de fuerza

Finalmente, Caló anticipó que “si la situación no se revierte”, convocarán a otra medida de fuerza. “Para la CGT, el país está enfermo; falta trabajo”, expresó y añadió: “Si esta situación no se revierte, no mejora, si no hace el paro la CGT, seguro que la UOM y los gremios industriales vamos a hacer alguna marcha”.

En ese marco, el sindicalista explicó que los trabajadores de la UOM son quienes “más sufren” como consecuencia de las importaciones: “los que más sufrimos somos nosotros con las importaciones, las cosas vienen de afuera muy baratas y tenemos que tratar de que el gobierno entienda que no puede priorizar el plato de comida de los chinos y matar a los argentinos”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas