El aumento se aplicará desde el 15 de noviembre. Cambiemos y Respeto votaron en contra. Hubo gritos y discusiones intensas. Los manifestantes fueron requisados
En una sesión marcada por la tensión, el Concejo Deliberante aprobó ayer la suba del boleto. El incremento se aplicará desde el 15 de este mes de manera conjunta con la eliminación del pago en efectivo. De esta manera, el pasaje común pasará de $ 14 a $ 18. En tanto, a partir del 1° de enero de 2019, la tarifa se ubicará en los $ 22. 

El aumento se sancionó únicamente con los 10 votos del oficialismo, incluido el de la concejala de la CGT Cristina Fernández, ya que los bloques de Cambiemos y de Respeto se negaron a acompañar la suba. 

A diferencia de sesiones anteriores, en esta oportunidad fueron menos las personas que se movilizaron. Estuvieron algunos de los referentes de la Federación Universitaria de Río Cuarto, quienes fueron cacheados por la Policía en el ingreso a la casona legislativa y también en la entrada a la sala de deliberaciones. 

Si bien el debate se dio de manera pacífica, hubo gritos y cánticos en contra de los concejales del oficialismo y de la empresa de transporte. Paralelamente, hubo cuestionamientos hacia la CGT por apoyar abiertamente el aumento del boleto. 

Al hacer uso de la palabra, el concejal de Unión por Córdoba, Marcelo Bressan, justificó la necesidad de avanzar hacia una suba debido a la inflación y a la quita de subsidios de parte del gobierno de Mauricio Macri. 

“En estos momentos difíciles, hay que hacer lo correcto. Sin duda, hoy estamos ante un momento de estas características. La Provincia de Córdoba va a hacerse cargo de parte de los subsidios que se perderán, pero se ha hecho un pedido a los municipios para que reacomoden sus tarifas. Estamos hablando de dos variables que el Municipio no puede manejar, por eso les pido a los concejales de Cambiemos que acompañen el aumento”, afirmó Bressan. 

Por su parte, Manuel Betorz, concejal del Pro, admitió el elevado índice inflacionario y la eliminación de los subsidios, pero señaló que la Provincia recibirá de la Nación aportes extras para que pueda apoyar a las empresas. 

“La inflación acumulada desde que asumió Llamosas es del 90%,  mientras que los aumentos del boleto que se dieron en ese mismo periodo rondan el 160%. Unión por Córdoba está otorgando una suba interanual del 88%”, afirmó. 

Tras lo cual, el legislador macrista pidió al peronismo que no se adelante a los hechos y solicitó que se modifique el proyecto de incremento acordado en la Comisión de Transporte. 

Concretamente, Cambiemos ofreció acompañar el primer tramo de la suba, de $ 14 a $ 18, y fijar un nuevo esquema de aumentos para el 2019 para que la tarifa se actualice de acuerdo al índice salarial, como sucedió durante la segunda gestión de Juan Jure. 

La moción en cuestión no fue acompañada y el peronismo dio paso a la votación en la que el incremento fue ratificado por 10 votos a favor y 8 en contra (uno de los concejales de Respeto, Franco Altamirano, estuvo ausente). 



Tercera posición 



La concejala de Respeto, Patricia García, recordó que el Municipio se comprometió a presentar un estudio de costos por el que le pagó $ 500 mil a la Universidad Nacional de Río Cuarto y dijo que todavía se esperan los resultados.

“Entendemos el contexto, la inflación y la quita de subsidios, pero lo que más nos preocupa es el ciudadano. Pagamos $ 500 mil por un estudio y no tenemos los datos. Tenemos varios interrogantes sobre los números de la empresa. Además, no sabemos si el ciudadano va a poder resistir este nuevo aumento. Pedimos por la estatización del servicio público”, enfatizó García, la única concejala que fue apoyada por los manifestantes que estuvieron en el recinto.



Nicolás Cheetham.  Redacción Puntal

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas