Monseñor León Kalenga Badikebele aterrizó anoche en el Aeropuerto de Las Higueras donde lo recibió el obispo Adolfo Uriona. El líder religioso participará de las fiestas patronales de Canals. Videos
Con una bendición frente al Aeropuerto, arribó a Río Cuarto el nuncio apostólico en la Argentina, monseñor León Kalenga Badikebele, quien participará este viernes de los festejos patronales de Canals.

El líder religioso, de nacionalidad congoleña, aterrizó anoche en el vuelo de Aerolíneas Argentinas proveniente de Buenos Aires y en la terminal con asiento en Las Higueras fue recibido por el obispo diocesano, Adolfo Uriona.

Junto a Uriona estuvieron presentes el intendente higuerense, Alberto Escudero, y Carlos Peiretti, el indendente de Canals donde tiene lugar la celebración en honor al Santo Cristo a la que asistirá el nuncio.

También dieron el recibimiento las autoridades de la Fuerza Aérea Argentina en Río Cuarto.

Monseñor Badikebele rezó un Ave María con los pasajeros que compartieron el vuelo y ofreció una bendición ni bien tocó tierra en el sur de Córdoba.

El nuncio, quien en el mes de marzo fue nombrado como enviado del Papa Francisco en la Argentina, viajará a Canals después de pasar la noche en Río Cuarto.

León Kalenga Badikebele reemplazó en el país a monseñor Emil Paul Tscherrig, a quien el Papa designó como nuncio apostólico en Italia y en diciembre del año pasado se despidió de los argentinos.

Cuáles son sus misiones

El nuncio apostólico tiene, de ordinario, una función intra eclesial y una función diplomática, recuerda la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA).

La función eclesial consiste: 1) en informar, de modo estable y objetivo, a la Santa Sede sobre las condiciones de las comunidades a las que haya sido enviado, y sobre cuanto pueda tener un reflejo en la vida de la Iglesia y en el bien de las almas; 2) en ayudar, aconsejar y colaborar con las conferencias episcopales y con cada uno de los obispos del territorio que le ha sido confiado, respetando naturalmente el ejercicio de la jurisdicción que le es propia a cada obispo. 

La función diplomática tiene por objeto promover y favorecer las relaciones entre la Santa Sede y el Estado ante el que ha sido acreditado. 

En la Argentina el Nuncio desempeña a la vez, de acuerdo con la convención de Viena, la función de Decano del Cuerpo Diplomático.

TEMAS: iglesia
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas