Lo manifestó a Puntal.com.ar Débora, una de las hijas de Olga Ceballo, la mujer de 59 años que fue mordida hace 45 días por un pitbull en su hogar de barrio Casasnovas y lamentablemente, en la mañana del sábado dejó de existir, tras sufrir un paro cardiorresporatorio.
Olga Ceballo, la mujer de 59 años que había sido atacada por el perro de la familia en el patio de su hogar a principios del mes de abril, falleció en la mañana de este sábado producto de un paro cardiorrespiratorio (Ver: Falleció la mujer atacada por un pitbull hace 45 días).

La mujer estaba internada en el Hospital San Antonio de Padua y según detalló su hija, había estado sólo 10 días en habitación común y luego, había sido trasladada a terapia intensiva, en donde era asistida con un respirador artificial.

“Las bacterias que tienen en la boca los perros complicó su cuadro (…) Fue una mezcla de todo. Estar tantos días en terapia intensiva, tantos días con respirador artificial”, manifestó este lunes Débora a Puntal.com.ar, en medio del dolor.

El ataque

Cabe recordar que la mujer había sido mordida en el brazo y en la pierna por el pitbull de la familia el viernes 6 de abril.

En horas de la siesta, en momentos en que estaba sola, la mujer había sido atacada por el animal en el patio de la casa. Aparentemente, el perro se encontraba atado y aún no se explican cómo hizo para liberarse.

“No sabemos cómo fue. Porque mi marido lo dejaba atado y la puerta del patio estaba cerrada, yo tengo una casa interna; no sabemos cómo se desató, si mi mamá lo soltó o cómo se abrió la puerta”, había dicho en su momento Luciana, la otra hija de la mujer.

En medio de los gritos de desesperación y los pedidos de ayuda, fueron los vecinos quienes acudieron a auxiliar a la mujer.

Un perro criado en el seno familiar

Luego del terrible ataque sufrido por la mujer, una de sus hijas manifestó en una entrevista televisiva que el perro había sido criado en el seno familiar y había crecido junto a Olga: “Estaba con nosotros desde que era bebé. Se crió con mi mamá, con mi hija más grande; era un perro de casa”, había dicho Luciana.

Ya había atacado previamente

Cabe destacar que el pitbull ya había atacado tiempo atrás e inclusive había quedado un tiempo bajo el resguardo del Edecom.

En este caso, el hecho había ocurrido en la vía pública y había mordido en el brazo a una joven. “Había sido grave; nunca se tomó dimensión”, dijo este lunes Débora.

Producto del hecho, el animal estuvo en el corralón municipal unos tres meses y había sido tratado por un adiestrador y personal del Área de Zoonosis. Aunque luego, fue devuelto a la familia.

Al referirse a la situación del perro, este lunes Débora contó que desde el Edecom tras los ataques, los reinsertan en la sociedad y los envían a otro hogar.

“Iba a poner un abogado; me parece una locura que le den el perro ése a otra gente”, dijo Débora y añadió: “El perro está judicializado, lo tiene el Edecom. El perro debería ser sacrificado”.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas