El intendente capitalino, Ramón Mestre, indicó que hay problemas profundos en Córdoba y que deben ser afrontados con otra visión y otras propuestas. Negó la posibilidad de que el candidato pueda definirse a dedo
El intendente de Córdoba, Ramón Mestre, estuvo en Río Cuarto para la asunción de las nuevas autoridades de la UCR. El presidente del Comité Provincia, que pretende ser candidato a gobernador, indicó que percibe expectativa sobre la necesidad de un cambio a nivel provincial y, además, rechazó la posibilidad de que el postulante de la fuerza opositora pueda ser designado a dedo.

- Usted está recorriendo la provincia. ¿Es un momento difícil para hacer política?

- La verdad es que estamos en un momento difícil en el país, en la provincia, en cada una de las ciudades. A la vez, estamos gobernando la ciudad de Córdoba y con una responsabilidad institucional que es la de conducir el partido a nivel provincial y llevar adelante una actitud muy proactiva para que el radicalismo vuelva a cada uno de los sectores productivos, de los trabajadores, los desocupados, de todas las organizaciones. Queremos llevar adelante un plan de escucha activa, de no hablar tanto sino escuchar para ponernos al servicio de un proyecto que estamos dispuestos a llevar adelante en 2019 para volver a gobernar la provincia.

- ¿ Y cómo está la recepción de la gente en este momento?

- Hay expectativa con relación al cambio que se puede producir en la provincia. No nos olvidemos que Córdoba está gobernada hace 20 años por el mismo sector político y que la lógica de la democracia es la alternancia, que no gobiernen siempre los mismos. Lamentablemente eso no está ocurriendo en la Provincia y, si bien es cierto que hay una crisis y una dificultad muy importante en términos nacionales, hay ánimo en la gente de escuchar nuevas propuestas. Nosotros estamos planteando la construcción de un Cambiemos a la cordobesa, que sume a otros sectores sociales, políticos, sindicales, empresariales, de los trabajadores. Hay que sumar a todos los sectores que estén dispuestos a construir una instancia superadora al modelo de Unión por Córdoba.

- ¿Esto es parte de una estrategia nueva que el radicalismo no tenía asumida hasta aquí?

- Me parece que tenemos dar un paso más a todo lo que se ha hecho: sumar a más sectores. Desde el radicalismo, desde nuestra identidad, debemos potenciar Cambiemos y sumar a más sectores. Hay que trabajar para poder elaborar propuestas que vuelvan a enamorar a la sociedad desde la lógica de cambio que se observa. Cada vez que hablo de seguridad, la gente nos dice que hace falta un cambio. A eso le sumamos el inconveniente de las tarifas. La tarifa eléctrica, por ejemplo, es una cosa de locos con un servicio tan malo.

- Ahora hay un pedido de aumento nuevo.

- Cuando uno hace la cuenta, desde el 2010 el aumento representa el 1.200 por ciento. Es decir, una locura. Sumá la enorme carga fiscal que tienen todos los habitantes con el único impuesto a los sellos que se cobra en todas las provincias y el impuesto a los ingresos brutos más alto de toda la Argentina. Una consultora muy importante dice que la provincia de Córdoba es un 83 por ciento más cara que la provincia de Santa Fe. Entonces, sin duda que si le agregamos problemas de salud, de educación, hay muchos temas que hacen falta cambiar.

- En el peronismo parece resuelto que va a ser Schiaretti el candidato. En Cambiemos falta la instancia para resolver al postulante.

- Eso seguramente se va a resolver en los próximos meses. Estamos en un proceso de diálogo para lanzar equipos técnicos, para reglamentar cómo vamos a definir las candidaturas. Creemos que lo tenemos que hacer por consenso y también por supuesto creemos que está latente la posibilidad de presentar un reglamento interno de las distintas fuerzas políticas ante el juez federal con competencia electoral para que nos permita llevar adelante una elección interna que hoy no está permitida.

- ¿Cree que puede haber señalamiento nacional sobre quién tiene que ser el candidato?

- Por supuesto que es posible pero nosotros no estamos dispuestos a aceptarlo. Creemos que la idiosincrasia de los cordobeses hace que seamos los cordobeses mismos los que definamos quiénes nos van a representar. Con diálogo lo podemos materializar y, si no es posible llegar a un acuerdo, la interna abierta es una posibilidad.

 - ¿Para cuándo?

- Creo que hay que plantearlo para que a fin de este año estemos en condiciones de ir tomando las definiciones.

- ¿Tiene que haber un candidato antes de que termine 2018?

- Si se adelantan las elecciones sin duda que sí. Y queremos conocer cuál es el calendario electoral. Todos los trascendidos que se dejan correr es que se van  a adelantar las fechas y necesitamos conocer los tiempos para prepararnos.

- ¿Cómo ve al gobierno de Macri hoy?

- Lo veo con dificultades. Entendemos que el Gobierno está haciendo el camino que se debe hacer después de la herencia recibida. Está transparentando tarifas y tratando de lograr un equilibrio fiscal después de 70 años. Pero no coincidimos en que el proceso sea tan fuerte, tan de shock. Esto produce la necesidad de hacer una autocrítica y decir que hay cosas que debieron hacerse antes. Y también tenemos que coincidir en que cada acción debe tener un fuerte contenido social: analizar el impacto cada vez que se decida algo.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas