· · Crédito: Puntal.com.ar
Si algo dejó en claro la Asamblea Social por la educación es que la intención de continuar el plan de lucha se mantiene. Hay diferencias en cómo se va a implementar. 

La postura de continuar con la toma se aglutinó hacia el final del debate con quienes deseaban suspender la medida hasta el lunes a las 7 cuando se conozca un pronunciamiento del Rector.

En diálogo con Radio Universidad, el estudiante de Comunicación Esteban Viu sintetizó las posturas que se pusieron en juego al momento de la votación.

“Los que votaron por la suspensión sostienen que hubo un objetivo que la toma no alcanzó, que es el tema del presupuesto recortado a  principio de año y las 16 aulas que tiene la UNRC. Y algunos otros objetivos que no tenían que ver directamente con la toma, pero que se habían incluido en el pronunciamiento”, explicó.

Por otro lado, los que querían levantar la toma argumentaban que se logró un objetivo mayor que es el de la lucha social.

“Se han aglutinado estudiantes, trabajadores no docentes, docentes, despedidos estatales y del sector privado y trabajadores en general que en este momento la están pasando mal por la inflación incontrolable, por el dólar disparado, que se han acercado entendiendo que la toma es una lucha social que reúne a todos los sectores”, señaló Viu a la emisora pública.

“Para sintetizar: el sector que quiere suspender dice que no están todos los objetivos logrados; y los que quieren levantar argumentan que se logró un objetivo superior que es el de aglutinar a personas”, indicó. 

Ayer la universidad tuvo a más de 500 personas reunidas en el anfiteatro discutiendo el futuro de la medida de fuerza, iniciada el jueves 30 de agosto por la noche.

“El plan de levantar ahora la toma es seguir la lucha en la calle, con los trabajadores”, explicó.





Movimiento organizado



A título personal, Viu destacó la organización de la Asamblea. “No es fácil organizar tantas personas para enfrentar una lucha, y menos un derecho como la educación. La Universidad nunca estuvo tomada por tanto tiempo”.

Además, comentó al aire que una docente que participaba de la toma señaló que antes de la medida, cuando hubo paro docente, la universidad estaba “vacía”. En cambio, “a partir de la toma, lejos de vaciarse la universidad la llenamos de personas, de contenido, de alegría y de luchas, eso para desmentir cualquier tipo de rumor. Nadie quería ver la universidad vacía y solitaria”, precisó. 

“Ha quedado más linda ahora que cuando la recibimos, gracias a que compañeros y compañeras estuvieron pintando murales”, dijo el alumno.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas