Es porque no hubo avances en la discusión salarial que está pendiente desde febrero, cuando venció el acuerdo de 2017. El último ofrecimiento fue en abril: 15 por ciento en cuatro tramos
Los docentes universitarios ratificaron en las últimas horas la medida de fuerza anunciada semanas atrás por la cual no comenzarán desde hoy el segundo cuatrimestre. En en protesta por la falta de avances en la discusión salarial correspondiente a este ciclo lectivo que está pendiente de resolución desde febrero, cuando venció el acuerdo de 2017.

La última propuesta acercada por el Ministerio de Educación de la Nación fue en abril y consistió en un 15% anual a cancelar en cuatro tramos, de los cuales el último se daría en diciembre. En aquel momento los docentes rechazaron la oferta por considerarla insuficiente. Después, con la corrida cambiaria y el rebrote inflacionario, el panorama se hizo más complejo aún.

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu) -a la que pertenece la Asociación Gremial Docente (AGD), que agrupa a los trabajadores de la casa de estudios local, en conjunto con las demás federaciones docentes, tomaron la determinación ante la falta de una propuesta superadora de ese 15%.

Son 190 mil docentes e investigadores los que trabajan en las 57 universidades públicas del país que, a través de sus sindicatos, llevan adelante la protesta.

A la discusión salarial, los sindicatos   le suman la situación que denuncian las universidades por la subejecución presupuestaria y el recorte de fondos, especialmente para obras, lo que llevó la semana pasada a los rectores nucleados en el Consejo Interuniversitario Nacional a enviar una carta al jefe de Gabinete, Marcos Peña, pidiéndole soluciones a las demoras en infraestructura ya licitada.

Según el calendario académico, en la UNRC el período efectivo de dictado de clases teóricas y prácticas de las materias de régimen cuatrimestral debe comprender un lapso mínimo de 14 semanas. Las materias de régimen anual tienen que tener un período efectivo mínimo de dictado de clases de 28 semanas, lo cual se ha visto alterado en la primera mitad del año por sucesivos paros del sector docente y ahora por esta disposición de no inicio de las actividades académicas de la segunda mitad del año, que debería arrancar hoy y extenderse hasta el 24 de noviembre.

Hasta aquí, los docentes pararon los días 10, 11, 26 y 27 de abril; 10, 11, 17, 28 y 29 de mayo; 11, 14 y 15 de junio, este último fue en el que un grupo de manifestantes tomó la Universidad, impidiendo el ingreso al campus.

En julio se realizó una consulta docente, organizada por los gremios en todo el país, por la cual se resolvió no comenzar la segunda mitad del año si no había avances concretos en la paritaria. En la UNRC, el 77 por ciento de los participantes en la encuesta optó por el no inicio de las clases. Esta medida tomó cuerpo a nivel nacional y ahora se ejecutará por parte de los gremios docentes de la totalidad de casas de estudios estatales.

De esta manera, este año superó el plazo necesario de 2017 para alcanzar un acuerdo salarial ya que en aquella oportunidad llegó a mitad de año y el segundo cuatrimestre comenzó ya con las actas firmadas. 

“El Gobierno se niega a dialogar en la paritaria” 

Carlos De Feo, secretario general de Conadu, señaló: “Hay una negativa del Gobierno a dialogar en la paritaria: la propuesta del 15 por ciento es totalmente insuficiente, dado que aún ellos mismos pronostican un 32 por ciento de inflación. Con las universidades actúan igual, los rectores plantearon la problemática presupuestaria al jefe de gabinete Marcos Peña sin obtener respuestas. Esto marca que el Gobierno tiene un programa de ajuste para universidad, que la comunidad universitaria no va a convalidar”.

Además, desde Conadu indicaron: “A la fecha, la pérdida del poder adquisitivo de los docentes alcanza el 15 por ciento desde la llegada del gobierno de Cambiemos y se proyecta a un deterioro del 20 por ciento para fin de año si no hay una oferta superadora”.

“En materia presupuestaria, durante el primer semestre, el Gobierno aplicó un recorte de 1.056 millones de pesos a las universidades y un altísimo nivel de subejecución presupuestaria que provocó una deuda de 13.552 millones. Las universidades vienen alertando sobre esta crisis presupuestaria”, agregaron desde esta federación de gremios docentes de universidades nacionales.

El viernes habrá plenario

El próximo viernes habrá en Buenos Aires un plenario de secretarios y secretarias generales de Conadu, en el que se hará una evaluación de la medida de fuerza que comienza hoy.

Los dirigente sindicales prevén realizar una movilización universitaria conjunta, para la cual aún no han fijado fecha.

Las exigencias de la Conadu son: aumento salarial del 25%, cláusula gatillo de actualización por inflación, jerarquización salarial del convenio colectivo de trabajo, recomposición del nomenclador, garantía salarial, regularización de contratados y ad honorem, fondos de capacitación docente, Programa de becas de posgrado.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas