El escritor y periodista participó ayer de una actividad en la Feria del Libro. Antes, habló de las dificultades que atraviesa el país, del armado político y de la causa de los cuadernos
El sol del mediodía encandila sobre la ciudad y adentro del salón de la Asociación Gremial Docente de la Universidad Nacional de Río Cuarto esperan impacientes periodistas con cámaras, grabadores y anotadores. De repente aparece Horacio Verbitsky mirando sigilosamente las caras de los colegas locales que lo esperan para iniciar la conversación.

Verbitsky habla de manera clara y pausada. Se perciben su lucidez y manejo fino de la información. “Doce horas día-culo-silla”, confiesa que es su rutina de trabajo.

En diciembre del año pasado abandonó Página 12 y montó el portal de noticias digital El cohete a la luna. La idea fue inspirada en un comentario que hizo por entonces el presidente Mauricio Macri de que “el país andaría mejor” si una lista de 600 personas -cuyos nombres no difundió- se fuera a la luna, justo cuando el periodista había publicado una investigación sobre el blanqueo de capitales del hermano del presidente Gianfranco Macri, Nicolás Caputo y otras personalidades vinculadas a su círculo íntimo.

“A mí se me cierra el espacio en Página 12, a (Roberto) Navarro y a mí también se nos cierra en C5N, e inventamos estos nuevos medios para seguir comunicándonos, para alcanzar a los lectores que están interesados en el mensaje que nosotros transmitimos. Está funcionando muy bien”, señala sobre su emprendimiento periodístico.

Respecto al libro “Vida de Perro” de Diego Sztulwark, una serie de conversaciones en las que realizan un balance político desde el 55 a la actualidad, el presidente del Cels cuenta: “Estamos viajando por todo el país. Hemos presentado el libro en varias provincias y es una oportunidad para tomar contacto con las problemáticas de los distintos lugares del país. Me resulta muy enriquecedor para entender los procesos sociales y políticos que se están dando en este momento”, explica.

A diferencia de Brasil, que eligió el domingo pasado a un gobierno fascista, Verbistky opina que el gobierno de Cambiemos “es un proyecto neoliberal, mentiroso, que prometía una cantidad de cosas que nunca pensaron cumplir”. 

-¿Cómo vamos? 

-Es un momento siniestro. Yo estoy trabajando en una nota para El cohete a la luna, en base a la comparación 2015-2019 de todos los indicadores sociales y el resultado es que van para atrás, sin excepciones. Macri va a terminar su mandato en un año en plena estanflación, que es estancamiento más inflación, y es lo que prevé el FMI que calcula un 30% de inflación para el 2019 y un retroceso de casi dos puntos del producto bruto. Esto es una extrema gravedad, la desocupación que se acercaba al 10% en la última medición, pero todos sabemos que en este momento supera esa cifra. Porque la agudización de la crisis empieza en mayo. Y sigue junio, julio, agosto, septiembre, octubre, entonces, vamos a terminar el año con una desocupación del 12 o 13%. Esto es muy grave: produce una desintegración social, una crisis familiar, la multiplicación de los comedores, las escuelas donde la función principal es el comedor, los docentes organizando ollas para alimentar a los chicos. Es una crisis de una gravedad indisimulable y hay un sufrimiento popular muy grande.

-A pesar de las malas noticias económicas, el Gobierno todavía se sigue sosteniendo.  ¿Por qué ?

-Porque consiguieron más mosca. Les han dado una transfusión y están sobreviviendo un poco más, pero los problemas estructurales siguen exactamente igual de graves, e incluso más graves, porque las Lebac eran a 35 días y en pesos, y las Leliq son a 7 días y en dólares. Lo que han hecho es llevar la bicicleta financiera a un piso más elevado, pero esto no soluciona el problema sino que lo agrava. Un sociólogo francés, Alain Rouquié, sostiene en su último libro sobre peronismo que “el fenómeno central de la política argentina no es el peronismo, sino el antiperonismo, que incluso precedió al peronismo”. 

-¿Cuánto tiene que ver el papel de los medios de comunicación y de las redes sociales en la generación de odio y de la grieta?

-Los medios de comunicación son muy importantes pero las redes sociales permiten mayor eficiencia. Es como el riego por goteo, porque economizás agua y la dirigís directamente al lugar donde se necesita. Lo mismo pasa con las redes sociales, con la información política, con las mentiras, con las falsedades, van dirigidas con precisión. Los mensajes son muy direccionados y segmentados, por eso yo lo comparo con el riego por goteo. No me animo a decir qué tiene más influencia si los medios tradicionales o las redes sociales pero creo que se complementan absolutamente. Por cierto me parece que no es legítimo nunca mentir, y uno de los rubros fundamentales de la comunicación del macrismo es la mentira.

-¿Ve alguna alternativa concreta a este gobierno actual?

-Hay elecciones dentro de un año y una cantidad de sectores políticos que están de alguna manera acercándose y buscando alguna síntesis que permita enfrentar con éxito al proyecto neoliberal en las urnas. Hace cuatro años te hubiera dicho que no me parecía posible que Macri ganara la presidencia y la ganó, de modo que hay que ser consciente de la falibilidad de estas opiniones y no enamorarse del propio discurso. 

-¿Cómo describe el momento social que estamos atravesando?

-Yo creo que es un momento de disolución de identidades y de surgimiento de identidades nuevas. Hay una serie de encuentros por abajo y por arriba entre distintos sectores y una resistencia popular a las políticas de este Gobierno. Parte de la crisis del Gobierno tiene que ver con lo erróneo de sus políticas y otra parte tiene que ver con la fortaleza de la resistencia popular frente a esas políticas que le han impedido al macrismo avanzar en la dirección y con la profundidad que hubiera deseado.



La causa de los cuadernos



“Me parece que aquí hay un eje fundamental que es la extorsión del juez y el fiscal a los imputados para convertirlos en arrepentidos, entonces el juez y el fiscal les dicen lo que tienen que declarar”, opina Verbitsky. A su entender, esto queda demostrado en los cambios que fueron tomando ciertas declaraciones. “El primer descargo que hicieron algunos empresarios es que ellos habían aportado para una campaña electoral, el primo Ángelo (Calcaterra) y (Luis) Betnaza, el ejecutivo de Paolo Rocca, dijeron que los habían extorsionado, es decir, se confesaron culpables de haber sido extorsionados”, apunta con ironía.

“Se está trabajando sobre la base de fotocopias de un material que el juez y el fiscal no hicieron el menor esfuerzo por obtener. Además, el periodista de La Nación que presentó las fotocopias al fiscal, se reunió con él en un café, después en la casa del fiscal, y el fiscal le dijo en qué momento tenían que presentarlos para que coincidiera con los turnos que a ellos les interesaba. Pasaron cuatro meses entre que el fiscal y el juez tuvieron conocimiento de la existencia de los cuadernos y hasta que el tema se hizo público. ¿Por qué no fueron a allanar y obtener los cuadernos? Tal vez no les interesaba, tal vez un peritaje de los cuadernos hubiese arrojado serias dudas sobre la cronología. De hecho hay dos casos en los cuales dos de los empresarios imputados demuestran que el lugar donde según el chofer grafómano recibieron dinero, lo ocuparon años después y no en el momento que dice la entrada en el cuaderno. Si uno suma las dudas sobre la autenticidad del material y el tratamiento extorsivo a los empresarios, como el caso de  Ernesto Clarens, uno de los imputados mencionó en su declaración a los Esquenazi. Y le dijeron que lo sacara o quedaba detenido y la sacó. Yo no veo nada contundente en todo eso, además han perforado la Patagonia buscando pozos, containers, bóvedas, no encontraron nada”.

-¿Le parece que es una causa guionada de poder? 

-Yo tengo toda la impresión.

-¿Ud. no cree que haya habido corrupción en el gobierno de los kirchner?

-No me parece que haya sido el rasgo principal y nada que ver con la escala que se está planteando desde los medios principales. Que ha habido casos de corrupción, digo los 9 millones de dólares de José López es una prueba contundente en ese sentido. Eso no quiere decir que lo que después diga José López sea la verdad, porque además ha dado cuatro versiones distintas. Además, cuando él dice que le trajeron los billetes de parte de Cristina, el juez que hizo la instrucción de la causa encontró el depósito al lado del tanque de agua, donde él dijo que habían estado los billetes, y estaban húmedos. 



El rol de CFK



-¿Qué opina del rol de la expresidenta en el armado opositor?

-Bueno a mí me impresiona los reflejos que tiene esa mujer. En cuanto (Javier) Iguacel anunció el aumento retroactivo de las tarifas de gas, inmediatamente, el mismo día, un par de horas después ya presentó un proyecto de ley anulando el tarifazo. Eso no lo tiene nadie en la política argentina, esa sensibilidad para los temas populares, y de hecho, igual que el proyecto de ley contra el tarifazo anterior, el resto de la oposición se alinea detrás de ella. 

-¿Quién puede ser candidato?

-Macri, Vidal, Rodríguez Larreta, Cristina, Massa, Axel. Es muy prematuro saberlo.

-¿Quién le gustaría?

-Cristina.

 -¿Y qué opina del caso de Milagro Sala? (A quien le dedica el libro “Vida de Perro”)

-Es la primera presa política del gobierno de Macri. Es gravísimo lo que han hecho con Milagro Sala, pero eso no equipara al gobierno de Macri con la dictadura. Además no ayuda ese tipo de comparación, creo que confunde las cosas. Frente a la dictadura, ¿qué se podía hacer? resisitr, buscar el derrocamiento de la dictadura. Ahora es distinto, lo que hay que hacer es ganarle las elecciones.



Magdalena Bagliardelli.  Redacción Puntal

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas