El litro de premium superó los 40 pesos, mientras que la súper quedó por encima de los 34 pesos. Desde que el Gobierno desreguló el mercado, en octubre de 2017, las subas del combustible fueron de más del 60 por ciento
El precio de las naftas volvió a aumentar ayer, y el litro de premium ya cuesta más de 40 pesos.  Según explicaron fuentes vinculadas al sector, los combustibles acumulan más del 30 por ciento este año, y más del 60 por ciento desde que el Gobierno nacional desreguló el mercado, en octubre de 2017. Se trata de la séptima vez que las estaciones retocan los valores en el surtidor este año.

Desde la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac), indicaron que el litro de la nafta premium de YPF se vende desde ayer a 40,62 pesos.

Con la nueva suba, la nafta súper cuesta ahora 34,22 pesos por litro. En cuanto al diésel común, éste saltó a los 28,55 pesos, mientras que el diésel premium se vende ahora a 35,53 pesos por litro.

El único combustible que no registró variaciones en su precio fue el GNC, que se mantuvo 16,39 pesos el metro cúbico. No obstante, cabe aclarar que normalmente suele aumentar después que los combustibles líquidos.

Por su parte, Marcelo Espíndola, secretario del gremio de playeros de estaciones de servicios, Agtpac, detalló que el aumento de los combustibles fue de entre el 5 y el 8 por ciento, según el tipo de nafta del que se trate. 

La primera en ajustar los valores fue YPF, que lo hizo ayer temprano en la mañana. Luego, se sumaron Axion y Shell, pero era cuestión de horas para que se terminen de plegar todas las petroleras. 

Espíndola sostuvo que los combustibles llevan un aumento acumulado en el año de más del 30 por ciento. En el mismo sentido, detacó que, desde la desregulación del mercado, acumulan más del 60 por ciento de aumento. 

“Ya subió un 35 por ciento”

“En lo que va del año, con este último aumento, ya hemos redondeado un incremento del 35 por ciento. Desde que se liberó el precio de los combustibles, en octubre del año pasado, ya tenemos un acumulado del 62 por ciento”, explicó el dirigente sindical. 

En otro plano, Espíndola señaló que los precios de los combustibles terminan afectando negativamente el consumo, sobre todo en las naftas más refinadas. 

“La baja en el consumo se ve reflejada sobre todo en que hay menos venta de los combustibles premium, que en este momento se ubica a 40 pesos en el caso de la nafta y 38 para el caso del euro diesel.  Mucha gente se vuelca a la nafta súper o al diesel común, porque cuesta mucho menos”, detalló el dirigente. 

“Lamentablemente, creemos que en los próximos meses habrá una baja todavía más fuerte del consumo de combustibles premium”, agregó el dirigente gremial. 

Además, señaló que no hay que perder de vista que la suba del combustible termina acelerando la inflación, porque tiene impacto directo en los precios. 

“Estamos muy preocupados. Siempre planteamos el tema del combustible y de la energía como un derecho humano, que sirve para el desarrollo de la sociedad, pero la liberación de los mercados tiró por tierra todo”, manifestó Espíndola. 

Por otro lado, se mostró preocupado porque las previsiones del mercado indican que los incrementos van a continuar. 

“Las petroleras quieren aplicar todavía más aumentos. Para fin de año, creemos que la nafta premium llegará a los 50 pesos y más de 40 la súper”, señaló. 

En el mismo sentido, sostuvo que las petroleras pusieron un cupo de combustible a las estaciones de servicio, que produjo que muchas de ellas se hayan quedado sin stock. 

“Por una cuestión de precios, a ellas les conviene exportar combustibles antes que abastecer el mercado interno”, explicó el secretario de Agtpac, Marcelo Espíndola.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas